La CNMC abre expediente sancionador a Telefónica y Yoigo por su acuerdo de redes

Actualizado 17/12/2013 22:01:19 CET

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha abierto un expediente sancionador a Telefónica y a Yoigo en relación con los acuerdos que ambas compañía firmaron en agosto para la compartición de redes, al entender que existen "indicios racionales" de prácticas contrarias a la Ley de Defensa de la Competencia.

   En concreto, tras las denuncias presentadas por los rivales de estas compañías Vodafone y Orange, la dirección de Competencia ha puesto en marcha este procedimiento ante la existencia de indicios racionales de prácticas prohibidas por el artículo 1 de la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia (LDC) y del artículo 101 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE).

   No obstante, el organismo regulador no se ha pronunciado de momento sobre la posibilidad de establecer medidas cautelares para la retirada de las ofertas 'Fusión' que ambas compañías prestan actualmente a sus clientes bajo este acuerdo, tal y como pedían los competidores.

   En una nota de prensa, la CNMC explica que, del análisis de la información recabada, los acuerdos suscritos por Telefónica y Yoigo para el uso o despliegue compartido de redes de telefonía móvil, y la distribución comercial por parte de Yoigo de un producto convergente con sus servicios móviles y los servicios fijos de Telefónica podrían constituir una "restricción" de la competencia prohibida por las leyes.

   Sin embargo, el organismo regulador ha explicado que la incoación de este expediente no prejuzga el resultado final de la investigación. Así, tras la comunicación del expediente a las partes implicadas se inicia ahora un periodo máximo de 18 meses para la instrucción y resolución del mismo por la CNMC.

ACUERDO COMERCIAL

   Fuentes de Telefónica han explicado a Europa Press que se trata de un acuerdo comercial entre ambas compañías y que este tipo de acuerdos existen ya entre otros agentes, bien para la distribución de productos y servicios de uno por el otro o bien para el uso de capacidades de producción.

  "Se trata de un acuerdo de roaming nacional como existen muchos otros en el mercado español", han afirmado dichas fuentes, que han reiterado que este acuerdo en otros sectores es muy común y en el de las telecomunicaciones es "cada vez más frecuente".

   Para estas fuentes, lo más relevante es que los más beneficiados son los clientes finales, que tienen acceso a nuevos servicios y capacidades donde antes no los tenían. "Además, ambos operadores mantienen toda su capacidad competitiva y toda la diferenciación entre sus ofertas".

PARA VODAFONE ES "UN BUEN PASO"

   Por su parte, fuentes de Vodafone consultadas por Europa Press han mostrado su satisfacción con la apertura de este expediente, recalcando que el organismo regulador observan "indicios racionales de prácticas prohibidas" en la normativa actual.

   Para Vodafone, se trata de un "buen primer paso" en la recién iniciada andadura de la CNMC, que aporta credibilidad a dicho organismo.

   Esta compañía remitió hace unas semanas ante el nuevo regulador integrado un escrito complementario a la denuncia que en agosto presentó ante la extinta Comisión Nacional de la Competencia (CNC) en el que insistía en la necesidad de adoptar medidas cautelares de paralización de los acuerdo entre sus rivales Yoigo y Telefónica y, sus respectivas ofertas 'Fusión', que, en su opinión, restringen la competencia.

   Para Vodafone, la oferta de Yoigo, que anunció en octubre su oferta 'Fusión' con precios que oscilan entre los 34 euros (más IVA) al mes, de la oferta más económica, y los 59 euros (más IVA) de la más completa, que incluirá fibra, es decir, cerca de un euro menos que los paquetes de su rival Telefónica, demuestra un "grado de colaboración insólito" entre dos competidores .

   La denuncia de Vodafone se sumaba a la que en su día presentó Orange, que solicitaba la suspensión cautelar del contenido del acuerdo entre Yoigo y Telefónica, al considerar que vulnera principios básicos de la competencia.