5 de junio de 2020
 
Publicado 20/05/2020 9:01:21 +02:00CET

La contaminación interior y el ruido aumentan en los hogares españoles durante el confinamiento, según un estudio

Padre e hijo en casa
Padre e hijo en casa - TOM WERNER / NETATMO - Archivo

   MADRID, 20 May. (Portaltic/EP) -

   La contaminación del aire interior y el ruido de las casas españolas han crecido desde el pasado 15 de marzo, cuando se decretó el estado de alarma y se iniciaron las medidas de confinamiento impuestas por el Gobierno español para combatir la pandemia de Covid-19.

   Los datos se recogen en un estudio realizado por Netatmo, entre el 1 de marzo y el 26 de abril de 2020, en seis países europeos, a través de un mínimo de mil estaciones meteorológicas. De él se desprende un nivel más alto de contaminación interior en 2020 en comparación con 2019, y el aumento del nivel de contaminación acústica.

   La contaminación interior promedio es casi siempre más alta que en 2019 durante el mismo período. Según los datos medidos, de media, el 45 por ciento de los hogares españoles supera el umbral de 1.000 partículas por millón (ppm) de CO2 al menos una vez por semana, en comparación con la media del 39% en 2019.

   El 7 de abril de 2020, el día más contaminado del periodo analizado -y 23 días después del inicio del confinamiento-, el 56 por ciento de los hogares españoles había superado el umbral de los 1.000ppm CO2, por los menos una vez ese día.

   El bloqueo y la falta de ventilación explican en parte esta renovación insuficiente del aire, según detallan desde Netatmo. Por ello, aconsejan adoptar buenos reflejos y ventilar el hogar al menos dos veces al día, como recomiendan muchas organizaciones de salud.

   Sin embargo, y con el 45 por ciento de hogares contaminados, los españoles no están tan mal en comparación con sus vecinos europeos, como apunta la compañía en un comunicado. En el mismo periodo analizado, un promedio del 45 por ciento de las casas europeas excedieron el umbral de los 1.000ppm CO2 al menos una vez a la semana.

   De los datos se recoge que el número de hogares españoles contaminados es igual a la media europea, situando a España por detrás de Francia, pero por delante de Italia, República Checa, Alemania y Polonia.

Asimismo, el estudio también recoge un aumento del nivel de contaminación acústica. Desde el inicio del confinamiento, los españoles han estado viviendo en un ambiente más ruidoso; el nivel de contaminación acústica aumentó ligeramente, de 41,46 dB de media en 2019 a 43,32 dB en 2020.

   Esto representa un incremento del 54 por ciento en presión acústica. Lo que significa, como apuntan desde la compañía, que la contaminación sonora en los hogares españoles es más fuerte durante el periodo de confinamiento en comparación con el año pasado.

Contador