5 de abril de 2020
 
Publicado 17/02/2020 19:00:22 +01:00CET

Los envíos de ordenadores portátiles caerán entre un 29 y 36 por ciento debido al coronavirus

Ordenador portátil
Ordenador portátil - PIXABAY/CC/FREE-PHOTOS - Archivo

   MADRID, 17 Feb. (Portaltic/EP) -

   Un estudio ha descubierto que el número de envíos de ordenadores portátiles va a sufrir una caída de entre el 29 y 36 por ciento en todo el mundo durante el primer trimestre de 2020 debido al brote de coronavirus y a sus efectos en las fábricas de China.

   La investigación llevada a cabo por DigiTimes Research estima que los envíos de ordenadores portátiles fabricados en China estarán un tercio por debajo de lo proyectado anteriormente.

   El motivo por el que la producción de ordenadores portátiles en China podría sufrir una caída considerable es el brote de coronavirus que se ha extendido, con el foco en China, durante los primeros meses de 2020. La epidemia ha causado ya más de 1.500 muertes.

   Según el informe de DigiTimes Research, China controla más del 90 por ciento de la producción mundial de portátiles. Los fabricantes de portátiles están comenzando a tener problemas de producción debido al alcance de la epidemia.

   Las compañías Chinas han reducido en un 30 por ciento su capacidad de producción a causa de la lenta reincorporación de sus empleados, el requisito de cuarentena de 14 días para los trabajadores que regresan y la paulatina reanudación de la producción de los provedorees de componentes para los portátiles.

   A todo esto se le añade que el transporte de materias primas y componentes, además de los envíos salientes de productos terminados están sometidos a estrictos controles de tráfico, a lo que se le suma la falta de conductores y una cuarentena de 14 días en los envíos.

Otro estudio realizado por Digitimes advierte por su parte de que el suministro de componentes para ordenadores portátiles podría comenzar a sufrir problemas de escasez a partir del mes de marzo, aunque la mayor parte de fabricantes ya han retomado su producción.

Para leer más