3 de abril de 2020
 
Publicado 17/02/2020 15:55:13 +01:00CET

España, el país europeo con mayor demanda de 'smartphones' chinos con Xiaomi como marca favorita

Mi MIX 3 5G
Mi MIX 3 5G - XIAOMI - Archivo

   MADRID, 17 Feb. (Portaltic/EP) -

   España lidera la demanda de 'smartphones' chinos en Europa, donde un 45,40 por ciento de los españoles se decanta por una marca china, siendo Xiaomi el fabricante más demandado por los consumidores, seguido de Samsung y Apple.

   Un estudio realizado por la comparadora idealo.es concluye que España es el país que más teléfonos móviles de fabricantes chinos demanda en Europa. El 45,40 por ciento de los españoles se decantan por una marca china a la hora de estrenar un nuevo 'smartphone'.

   Por detrás de España se encuentran Italia, con un 42,24 por ciento; Francia, con un 37,77 por ciento; Reino Unido, con un 33,59 por ciento; y Austria, con un 33,19 por ciento.

   A su vez, la marca favorita de los españoles "para estrenar 'smartphone' en 2019" es el fabricante chino Xiaomi (32,6 por ciento). Por detrás se encuentran Samsung, para el 24,45 por ciento de los compradores, y Apple, para el 24,41 por ciento.

   Por otro lado, desde el anuncio por parte de Google del suspenso de todos los negocios con Huawei, la marca china ha reducido su presencia en el mercado español. Entre 2017 y 2019, la demanda de teléfonos móviles de Huawei ha descendido un 47,19 por ciento, como apuntan desde Idealo.

   En 2017 la compañía china acaparaba el 17,10 por ciento de la demanda de 'smartphones' en España, mientras que en 2019 apenas supera el 8 por ciento, lo que la ha situado como la cuarta marca de móviles elegida por los compradores.

   Sin embargo esto podría cambiar con el desarrollo del 5G en Europa y América. Por ejemplo Reino Unido ha anunciado que, pese al veto de Estados Unidos, permitirá que Huawei participe en el desarrollo de las redes 5G su país.

   Por su parte, la Unión Europea ha anunciado una serie de reglas y condiciones para el desarrollo de estas redes en los que se incluye la posibilidad de plantear restricciones específicas a proveedores "de alto riesgo".