Publicado 08/06/2020 12:40:11 +02:00CET

La próxima generación de tecnología inalámbrica marcará una nueva revolución del IoT en el sector logístico

logística
logística - DHL

   MADRID, 8 Jun. (Portaltic/EP) -

   La tecnología de comunicación inalámbrica suscita un enorme interés desde hace tiempo, especialmente en lo relacionado con las redes de datos móviles 5G que se están implementando ya en muchos países y prometen numerosos beneficios para usuarios finales y para la industria, siendo el sector logístico uno de los que se pueden ver más beneficiados.

   Así lo pone de manifiesto el informe 'Next-Generation Wireless in Logistics' -elaborado por la compañía DHL- que, dentro de su serie de análisis 'Trend Radar', ofrece una visión integral de la evolución de las redes inalámbricas y el futuro de Internet de las cosas (IoT) en la logística.

   Esta ola tecnológica promete velocidades más altas, mayor capacidad y servicios personalizados para una nueva generación de dispositivos inteligentes conectados. Aplicado al sector logístico, se espera que mejore aspectos como la visibilidad de la cadena de suministro o la eficiencia operativa y acelere la automatización de los procesos.

   Tecnologías ampliamente extendidas como WiFi y Bluetooth, y otras menos conocidas, como las redes LPWAN y los satélites de órbita terrestre baja (LEO), se han optimizado para su uso industrial, configurándose un interesante abanico de tecnologías inalámbricas de próxima generación que facilitarán el siguiente paso en la revolución de las comunicaciones, avanzando aún más en el escenario "todos conectados con todo, en todas partes".

   En una encuesta reciente a 800 responsables de la cadena de suministro realizada por DHL a escala mundial, el 60 por ciento de los profesionales de la logística declaran tener una visibilidad inadecuada de su cadena de suministro, mientras que el 75 por ciento indica que planea implementar a corto plazo al menos una tecnología inalámbrica de próxima generación.

   "La revolución digital está cambiando rápidamente la operativa logística de las grandes compañías, desde el sector automoción y otras áreas de la industria pesada hasta proveedores del sector sanitario. El propio sector logístico será uno de los grandes beneficiados por la revolución digital, con el IoT como uno de sus principales facilitadores", explica Markus Kückelhaus, vicepresidente de Innovación e Investigación de Tendencias, Soluciones e Innovación para el Cliente de DHL.

LAS MEJORAS MÁS ESPERADAS

   Una de las mejoras más esperadas es el de la "visibilidad total", según los expertos. De esta forma, cada envío, activo logístico, infraestructura e instalación se conectará gracias a redes ampliamente disponibles y sensores de alto rendimiento a precios asequibles. Esto permitirá una automatización altamente eficiente, la mejora de los procesos y una resolución de incidencias más rápida y transparente lo que redundará en una mejor calidad de servicio para clientes B2B y B2C.

   Por otra parte, se espera una "autonomía a gran escala". Así, todos los dispositivos autónomos, ya sean robots en el área de almacén como flotas de distribución, se benefician de una comunicación inalámbrica ultrarrápida y segura. En este contexto, la tecnología inalámbrica de próxima generación será un habilitador clave para impulsar su uso generalizado y estandarizará la implementación de cadenas de suministro autónomas a escala global.

   Además, se espera una "predicción exacta de la demanda". El incremento exponencial de las transacciones 'online' en el sector logístico triplicará en breve el volumen de datos que se generan hoy. El progreso continuo de los sistemas de aprendizaje automático y de los modelos de inteligencia artificial, combinado con la baja latencia de la próxima generación inalámbrica, hará posible que los sistemas de predicción basados en datos para el pronóstico de los picos de demanda, los tiempos de entrega y el enrutamiento de las flotas no se vean afectados por los actuales límites de las redes inalámbricas en términos de latencia y rendimiento.

   "La conectividad a gran escala es una extraordinaria historia de éxito tecnológico y social. Si bien el IoT no es nuevo en logística, con 20.000 millones de dispositivos conectados ya en uso en todo el mundo la verdadera revolución no ha hecho más que comenzar. Gran cantidad de nuevas tecnologías cada vez más accesibles avanzan simultáneamente y a ritmo rápido. Se abren así importantes oportunidades para el desarrollo de aplicaciones y casos prácticos de implementación a un ritmo sin precedentes ", concluye Matthias Heutger, vicepresidente sénior y director global de Innovación y Desarrollo comercial de DHL.