Las salas de cine 4DX, una experiencia inmersiva y multisensorial que destaca por estar en continuo movimiento

Las salas de cine 4DX, una experiencia inmersiva y multisensorial que destaca po
YOUTUBE/20TH CENTURY FOX
Sala 4DX Sala 4DX
Publicado 09/03/2019 11:29:35CET

   MADRID, 9 Mar. (EDIZIONES/Portaltic) -

   Las salas de cine 4XD, que llegaron a España hace un año, añaden nuevas experiencias a la tradicional proyección de una película, como efectos de simulación de lluvia, viento u olores, aunque lo que más destaca de la experiencia es el continuo movimiento de los asientos durante toda la proyección.

   Los cines Kinépolis de Madrid, Valencia y Barcelona son en la actualidad los únicos donde se pueden encontrar las salas 4XD en España, según confirma el departamento de comunicación de 4DX Studio en una entrevista concedida a Portaltic. Esta experiencia multisensorial, que hemos podido probar con la película Alita: Ángel de Combate, "ha recibido "reacciones positivas" del público.

    Estas salas se caracterizan por sumergir aún más al usuario en la proyección; cuentan con "hasta 21 efectos", aunque este número varía dependiendo del cine, como explican. Pero en líneas generales, se trata de olores, movimientos del asiento, efectos de luz, viento, nieve o burburjas, entre otros logros audiovisuales que intentan hacer creer al espectador que forma parte de la película.

La aplicación de estos efectos se consigue con un 'software' creado por CJ 4DPLEX, "que ha sido programado para activarse con las instalaciones de un cine 4DX", explica la compañía. Su despliegue, asimismo, supone todo un reto. "Los cines 4DX no aparecen al instante; deben hacerse procesos de renovación segmentada para instalar las sillas de movimiento 4DX y otros equipos técnicos para optimizar la experiencia".

La experiencia multisensorial, además, se potencia cuando "se usan dos o más efectos sinestésicos". Esto ocurre, por ejemplo, en otras de las películas adaptadas a este formato de sala, como Aquaman, donde el movimiento de los asientos se une los efectos de agua, y la "escena destacada se vuelve más llena de vitalidad".

   El estreno de 'Alita: ángel de combate' nos ha permitido experimentar una de estas salas, aunque esta cinta es solo uno de los más de 640 títulos adaptados a la tecnología 4DX. Recientemente, también se ha incluido Capitana Marvel.

En tanto que las salas 4DX "hacen la experiencia de ver una película mucho más excitante y divertida", somo señalan sus responsables, películas de ciencia ficción, acción o terror parecen ser las más aconsejables cuando se quiera disfrutar de esta experiencia multisensorial.

Llama la atención que antes del inicio de la película, y al adquirir la entrada, se le proporciona al cliente una serie de medidas de seguridad que debe cumplir. Entre otras, no debe no levantarse del asiento durante el transcurso de la película, tampoco puede introducir en la sala comidas con salsas o bebidas que no se puedan volver a cerrar.

Cabe señalar que, pese a ser una experiencia segura, por medidas de seguridad, los menores de cuatro años, las mujeres embarazadas y las personas con movilidad reducida, que padezcan alguna dolencia cardiaca o epilepsia tienen prohibida la entrada.

   Una vez en la sala, al incio de la proyección se reproduce un anuncio que permite a tenemos un primer contacto con todos los efectos, ya que en ese momento se comprueba el movimiento de los asientos, la emisión de olores, la introducción de aire gracias a ventiladores y, además, se rocía a los usuarios con agua para imitar el efecto de la lluvia. Todos estos efectos van apareciendo a lo largo de la película, en concordancia con las escenas.

   Alita: Ángel de Combate nos permitó experiementar prácticamente todos los efectos, a excepción de las burbujas y la nieve. Durante la proyección, el movimiento de los asientos fue constante e incluso sentimos pequeños golpes en el respaldo para simular ataques sorpresa, 'cosquillas' en los tobillos o incluso fugas de aire a los lados de la cabeza imitando posibles disparos.

Los movimientos te introducen tanto en escenas bruscas, como puede ocurrir en una pelea, como otras más estáticas, en las que simplemente inclina un poco al espectador para que pueda visualizar el escenario desde la misma perspectiva que la protagonista. Sin embargo, nos pareció que los movimientos de los asientos no siempre eran acordes con los de la película o con los del personaje en cuestión y pueden llegar a cansar.

   Uno de los mejores efectos fue el aire; cualquier escena de acción, carrera o incluso paseo de los protagonistas cuyo escenario incluyera algo más de brisa, suponía la activación de ventiladores que adaptaban su potencia a la situación, y cuando se combinaban con el movimiento de los asientos, o incluso con el efecto lluvia de manera acorde a lo que dictaba la película, el resultado que se experimentaba era más intenso.

   En cuanto al agua, o efecto lluvia, que en un principio puede parecer la sensación más brusca de todas, acaba resultando casi imperceptible, al menos en esta película (suponemos que con títulos como Aquaman puede dar más juego, como ha contado el departamento de comunicación de 4DX Studio). Aunque los espectadores situados en las butacas de los extremos si pueden notar esta ilusión, esto excluye a la mayoría del público, situada más atrás.

Lo mismo ha ocurrido con el efecto niebla en esta película, que se basa en la aparición de humo en el espacio que hay entre la pantalla y la primera fila de butacas, lo que no aporta mucho a la experiencia.

   Esta proyección también incluía la emisión de olores en aquellas escenas que lo permitiesen, que en este caso solo fue una, y el olor resultó ser el mismo que el del anuncio emitido al inicio de la proyección, que no encajaba con la escena que se emitía en ese emomento. A pesar de esta particularidad, el olor causaba una sensación agradable que, de haber sido un olor más propio de la escena que intentaba recrear, que habría sido un gran acierto.

Todas las películas adaptadas a las salas 4XD incluyen visualización 3D, por lo que todos los espectadores deben llevar las gafas 3D durante la reproducción, aunque esta característica no trae consigo nada nuevo.

Un elemento a destacar como defecto de estas salas es la obligación de tener que sujetar todos los accesorios durante la reproducción de la película; chaquetas, bolsos y demás, puesto que todos los pasillos de la sala deben estar despejados por motivos de seguridad.

   Como valoración final, la experiencia de las salas 4XD resulta muy satisfactoria, aunque aún tiene mucho por mejorar, como la coordinación entre efectos y escenas, ya que a veces hay movimientos de butacas aleatorios, y faltan olores a lo largo de la cinta, lo que podría terminar de redondear esta experiencia multisensorial.

Contador