La tecnología de aerotermia en la calefacción podría reducir en más de un 50% la contaminación en Madrid

Contaminación en Madrid
FLICKR/CC
Publicado 03/12/2018 16:04:53CET

   MADRID, 3 Dic. (Portaltic/EP) -

   Los sistemas de calefacción basados en tecnología de aerotermia, conocidos también como bomba de calor, reducirían en más de un 50% los niveles de contaminación de la ciudad de Madrid, en comparación con el uso de sistemas basados en gas natural y gasoil.

Toshiba ha realizado un estudio que ha analizado el impacto en la atmósfera de la aerotermia, cuyo uso en la capital eliminaría de la atmósfera el CO2 equivalente a más del triple de los vehículos convencionales que actualmente circulan por la ciudad, como ha asegurado la compañía en un comunicado.

   Entre las conclusiones principales de su investigación, Toshiba ha defendido que la calefacción mediante la tecnología de bomba de calor reduciría en más de un 50% los niveles de contaminación en el aire existentes actualmente en Madrid, exactamente en un 50,3%.

   Igualmente, y según el estudio de Toshiba, la aerotermia permitiría calentar los hogares con un coste, como mínimo, un 25% y un 50% más económico que el gas natural y las calderas de gasóleo, respectivamente.

   Las calderas de combustión actualmente instaladas en la capital que utilizan combustibles fósiles, (gas natural y gasoil, principalmente), son responsables del 56% de la contaminación por CO2. Asimismo, según la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA), son los causantes del 54% de las emisiones de NO2 y NOx.

   La Unión Europea, en su directiva 2009/28/CE, identifica la aerotermia como una energía renovable para la producción de agua caliente sanitaria (ACS), calefacción y refrigeración, capaz de cumplir con los objetivos fijados por la Unión Europea para 2020: promover las energías renovables hasta el 20%, ahorrar el 20% del consumo de energía mediante una mayor eficiencia energética y reducir las emisiones de CO2 en igual proporción.

   Según el director general de Toshiba Calefacción & Aire Acondicionado, Carlos Gómez Caño, "hoy en día, la evolución significa 'dejar de quemar cosas' como fuente de energía". "La sustitución total de las calderas de gas y gasóleo es inevitable", ha concluido.

Contador