Actualizado 22/04/2014 11:48

El Tío Pepe vuelve a Sol, aunque desplazado por la Apple Store

MADRID, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Madrid ha recuperado uno de sus símbolos, el cartel del Tío Pepe, aunque no en su ubicación habitual, debido a la llegada de la más importante tienda en la capital de la marca Apple. El cartel fue retirado en abril de 2011, cuando comenzaron las obras en el número 1 de la Plaza de Sol de la compañía de la manzana.

   La instalación del cartel se produjo pasadas la medianoche de este lunes, como explicó la propiedad del cartel, la empresa González Byass. Sin embargo, ya no está ubicado en el edificio del Hotel París, que se convertirá en la futura sede de Apple.

   De esta forma, el cartel del Tío Pepe ha sido realojado en el número 11 de la Puerta del Sol, en la esquina de Preciados y frente a la Real Casa de Correos.

   El cartel se instaló en los años 50 y con el tiempo se ha convertido en todo un símbolo turístico de Madrid, como ocurre con el cartel de la marca Schweppes en Gran Vía. Fue uno de los pocos carteles publicitarios que se salvó de la criba realizada por el Ayuntamiento con la ordenanza de Publicidad Exterior, que desde febrero de 2009 prohibía este tipo de anuncios en las azoteas y fachadas de la capital.

   Así, el famoso 'Sol de Andalucía' podrá continuar mirando pasar la vida desde su privilegiada ubicación, donde fue instalado en 1935 para conmemorar el primer centenario de la bodega. El cartel es uno de los iconos más famosos del país y actualmente es el único neón que queda en el kilómetro 0 de la capital.

   Fue diseñado por Luis Pérez Solero para las González Byass en homenaje al tío del fundador de la compañía y la clave de su éxito estuvo en la simpleza del concepto: una botella de Jerez con una chaquetilla, sombrero cordobés y una guitarra.

LA TIENDA DE REFERENCIA DE APPLE

   En el número 1, antiguo hotel París, se abrirá la nueva y flamante tienda 'flagship' de Apple en la capital, aunque sin el popular carten en todo lo alto. Actualmente las obras están casi finalizadas. Al comparar las dos imágenes vemos cómo está actualmente la fachada de la que se prevé que sea la futura Apple Store y cómo debería de quedar después de la reforma, que se inició en abril de 2011 y cuyas obras estuvieron tres meses paradas a la espera de los permisos del Ayuntamiento madrileño.

Apple Store de Sol

   Como podemos observar en las fotos, los trabajos en este inmueble de siete plantas y 6.000 metros cuadrados edificables están ya muy avanzados. Se ha conservado el aspecto tradicional de la fachada, totalmente remozada. La transformación ha afectado también a la cubierta, escaleras, patios, ascensores, estructura, sótanos y bóvedas, que pondrán en valor el inmueble.

   Además, para adecuar el inmueble a la legislación vigente en materia de accesibilidad, seguridad y evacuación, se creará un solo núcleo de comunicación y un nuevo núcleo de ascensores en sustitución de los existentes.

   Según informaciones publicadas por el diario ABC, el establecimiento de Apple podría abrir sus puertas antes de verano, en junio. Esta apertura conllevaría la creación de 200 nuevos puestos de trabajo en Madrid.

   El Gobierno local aprobó en diciembre de 2011 un Plan Especial para la restauración de este inmueble de gran valor histórico. El Ayuntamiento de Madrid explicó entonces que "las actuaciones pretenden no sólo poner en valor un edificio protegido, sino también concebir un nuevo espacio más accesible, transparente y comunicado de forma directa con su entorno".

Más información