Publicado 02/12/2020 09:49CET

El Consejo asesor de contenidos de Facebook anuncia sus seis primeros casos de apelación

Facebook
Facebook - FACEBOOK - Archivo

   MADRID, 2 Dic. (Portaltic/EP) -

   El Consejo asesor de contenido ha seleccionado los seis casos que revisará, procedentes de apelaciones tanto de usuarios como de la propia red social, después de que el pasado mes de octubre empezara a aceptar solicitudes.

   El Consejo tiene como objetivo proporcionar una revisión independiente, al margen de los moderadores de la compañía, y valorada por expertos externos, para las decisiones de contenido complejas e importantes.

   A él pueden recurrir los usuarios de Facebook e Instagram a los se les haya eliminado una publicación y ya hayan agotado el proceso de reclamación con los moderadores de ambas plataformas. También podrán remitir casos la propia Facebook.

   Desde que se iniciara el proceso de recepción en octubre, el Consejo ha recibido más de 20.000 casos, como ha informado en su web oficial. Este martes, ha anunciado los seis primeros que ha seleccionado: cinco apelaciones de usuarios y un caso remitido por Facebook.

   Estos seis casos se han priorizado de entre todos los recibidos. Como explica el Consejo prioza "los casos que potencialmente repercutan en muchos usuarios en todo el mundo, bien porque sean cruciales para el discurso público o porque planteen dudas importantes sobre las políticas actuales de Facebook".

LOS SEIS PRIMEROS CASOS

   En lo que respecta a los casos recibidos por los usuarios, tres casos apelan la decisión de Facebook de retirar sus publicaciones por infringir sus políticas sobre lenguaje que incita al odio, uno por infringir su política sobre desnudos y actividad sexual de adultos y otro por hacerlo sobre su política sobre personas y organizaciones peligrosas. En el caso remitido desde la compañía, por infringir la política sobre violencia e incitación.

   El primer caso gira en torno a la captura compartida por un usuario de dos 'tuits' del ex primer ministro de Malasia, Mahathir Mohamad, sin texto. El usuario en su apelación, defiende que "su intención era generar conciencia sobre las 'terribles palabras' del ex primer ministro", que daban justificación a los atentados islamistas sufridos en Francia.

   El segundo caso se basa en el texto que acompaña las fotos "muy conocidas de un menor fallecido en la orilla de una playa", que cuestiona el trato de China a los musulmanes de la etnia uirgur y la crisis migratoria de Siria. El usuario ha defendido que "el propósito de la publicación era contradecir a las personas que se ponen del lado de los asesinos y recalcar que las vidas humanas están por encima de las creencias religiosas".

   El tercer caso, el usuario ha defendido su intención de "ilustrar la destrucción de monumentos culturales y religiosos" mediante fotos "presuntamente históricas" en las que se aparecen iglesias de Bakú (Azerbaiyán). La publicación afirmaba el origen armenio de la ciudad y cuestionaba el destino de las iglesias.

   Facebook también retiró una publicación con ocho fotografías en las que se veían los distintos síntomas del cáncer de mama junto con una explicación de cada uno de ellos. En todas se muestran los pechos de mujer, en algunas "se aprecian pezones femeninos cubiertos y al descubierto". El usuario ha defendido su publicación alegando que su intención era "concienciar sobre los síntomas del cáncer de mama".

   El quinto caso se refiere a una publicación que la red social destacó como recuerdo y animó a compartir al usuario, de hacía dos años y que recogía una supuesta cita de e Joseph Goebbels, el ministro de Propaganda del Tercer Reich en la Alemania nazi, "sobre la necesidad de apelar a las emociones y los instintos en lugar de al intelecto y la irrelevancia de la verdad". El usuario ha explicado que dicha cita es importante "porque considera que la actual presidencia de Estados Unidos sigue un modelo fascista".

   Por último, el caso de remitido por Facebook se centra en un vídeo publicado junto con un texto en un Grupo de la red social relacionado con la Covid-19. La publicación "detalla un presunto escándalo de la Agence Nationale de Sécurité du Médicament por, supuestamente, denegar la autorización del uso de hidroxicloroquina y azitromicina para prevenir el COVID-19, pero sí autorizar el envío de correos electrónicos promocionales sobre el remdesivir".

   La red social lo eliminó al considerar que infringía su política sobre violencia e incitación, y lo ha remitido al Consejo ya que "es un claro ejemplo de los retos a los que se enfrenta a la hora de impedir daños en la vida real causados por la difusión de información errónea sobre la pandemia de Covid-19".

Para leer más