¿En qué se ha convertido Facebook? Cada vez es menos personal

Actualizado 08/04/2016 12:49:16 CET

   MADRID, 8 Abr. (EDIZIONES/Portaltic) -

   Facebook nació como la red social con la cual contactar con tus amigos y contactos más cercanos. Sin embargo, ni los amigos son ya tan amigos, ni las publicaciones son ya tan personales. Un nuevo estudio determina que cada vez publicamos menos cosas, especialmente sobre nuestra vida privada.

   Un análisis publicado por The Information, las actualizaciones de estado (mensajes, fotos, enlaces, etc) cayeron en Facebook un 5,5 por ciento de mediados de 2014 a mediados de 2015. Pero lo más preocupante es que las actualizaciones personales están descendiendo en mayor medida: un 21 por ciento en el mismo periodo y un 15 por ciento en lo que va de 2016.

   Esto es, principalmente, culpa de Facebook. La red social se ha esforzado en los últimos años en fomentar la mayor cantidad de amigos posible, vengan de donde vengan, lo que ha eliminado la amistad real con la mayoría de la red de contactos; también se ha esforzado por dar prioridad a las marcas en el 'timeline' y, de un tiempo a esta parte, en fomentar la publicación de noticias, incluso de forma interna en la plataforma con Instant Articles.

   Este escenario ha llevado a los contactos a publicar cada vez menos y adopotar una posición de lectores, más pasiva, en Facebook. Esto va en detrimento de la fidelización de los usuarios. La red social nació, precisamente, con el objetivo de compartir actualizaciones personales con amigos. Poco a poco, el uso que se está dando de Facebook se podría trasladar a otras aplicaciones y servicios. Eso resta sentido a esta red social y pone en riesgo su pervivencia en un futuro, a pesar de su evidente hegemonía actual.

   Por ejemplo, Facebook ya permite a todo el mundo hacer retransmisiones en directo, pero eso ya es posible de muchas formas en los medios sociales: YouTube o Periscope para una difusión masiva o SnapChat para una más directa y personal, por ejemplo. ¿Se animarán los usuarios de Facebook a utilizar esta función con su red de contactos, que se ha convertido en una extraña fusión de amigos directos, lejanos y casi desconocidos?

   Facebook ha defendido los datos, en reclaraciones a The Information: "La gente sigue compartiendo muchísimo en Facebook: el nivel medio de intercambio se mantiene no solo fuerte, sino a niveles similares a años anteriores". Sin embargo, la compañía está preocupada por las cifras y ha creado un equipo especial para averiguar cómo incrementar los niveles de intercambio de contenidos.

   Es posible que Facebook consiga dar con alguna tecla para incrementar lo que se comparte, pero el problema es de fondo: Facebook ya no es una red tan personal como solía ser, sino un punto de encuentro con antiguos compañeros de colegio, amigos de amigos o colegas de trabajo. Y la inmensa cantidad de noticias, memes y anuncios que pueblan el muro no ayudan.