Publicado 24/01/2016 09:59

Los amigos de Facebook: no tan amigos

Gente usando un móvil
CREATIVE COMMONS

   MADRID, 24 Ene. (Portaltic) -

   Investigadores británicos han concluido que el número de amigos que por media general se debería tener en las redes sociales se aproxima a una media de 150 personas. De esas un gran número se corresponde a personas conocidas con las que se podría perder relación por la ausencia de contacto y falta de interacción cara a cara.

   Encuestas desarrolladas de forma aleatoria por edad, sexo y población muestran datos sobre el tamaño y el alcance de las redes sociales teniendo en cuenta el número de amigos en plataformas como Facebook y otras redes sin conexión. Lo que sugiere que existe una limitación cognitiva que supone que las relaciones con amigos requieran por lo menos de vez en cuando la interacción cara a cara para su mantenimiento.

Pero aunque existen confusiones sobre el concepto 'amigo' en las redes sociales, internet ha sido capaz de proporcionar canales nuevos que posibilitan la comunicación con personas con las que hubiese sido imposible la interacción personal, relacionar amigos y conocer gente nueva.

   Un estudio publicado en el Real Sociedad de Ciencia Abierta de la Royal Society, explica que esta serie de ventajas no se aprecian de igual manera para los diferentes tipos de usuarios, ya que centra las motivaciones del uso de las redes sociales entre los adolescentes de entre 13 y 16 años como una forma de ampliar su número de contactos sociales. Por su parte los adultos tienden a ser más sensibles a los matices en diferentes tipos de relación y son menos propensos a aceptar solicitudes.

   Además la investigación se centra en el daño que están haciendo las redes sociales a la hora de las relaciones interpersonales y explica que la mayoría de usuarios tiene un número muy elevado de amigos con los que realmente no interacciona.

Por lo tanto, se confirmaría que la tendencia que existe hacia los medios de comunicación social privados realmente no nos ayudan a aumentar nuestras relaciones estrechas reales, pero sí son útiles para determinadas relaciones con las que es más difícil mantener el cara a cara.

Más información