Publicado 23/05/2016 09:57CET

La seguridad de nuestros datos pasa a ser secundaria cuando nos ofrecen servicios gratuitos

Facebook redes sociales red social contactos recurso social media
COPYLEFT (PIXABAY)

   MADRID, 23 May. (EDIZIONES/Portaltic) -

Los ciudadanos de Europa, Oriente Próximo y África (zona EMEA) están dispuestos a compartir su información personal a cambio del uso gratuito de ciertos servicios, a pesar de que muchos de ellos no confían en que algunas organizaciones sean capaces de mantener sus datos seguros, como ha desvelado un informe de F5 Networks.

El estudio sobre la seguridad de los datos y su manipulación, realizado por Opinium Research, destacada la poca confianza que los consumidores de Reino Unido, Alemania, Benelux, Emiratos Árabes, Arabia Saudí y Polonia tiene en las redes sociales.

   A la hora de facilitar datos a empresas privadas, un 70% de los consumidores se muestra preocupado ante la posibiliad de que esta información caiga en manos equivocadas y un 64% teme que su privacidad se vea comprometida. Las empresas de redes sociales y las empresas de marketing son las que menos confianza despiertan. Un 75 por ciento de los consumidores no tiene ninguna confianza en lo que estas compañías puedan hacer con sus datos. Sólo un 21% piensa que pueden protegerlos adecuadamente frente a la actividad de piratas informáticos.

   Sin embargo, cuando una empresa ofrece la oportunidad de utilizar un servicio de forma gratuita, a la mayoría de los consumidores se les olvidan esos miedos, como ha señalado el informe. Así, más de la mitad están dispuestos a compartir su fecha de nacimiento (53%), estado civil (51%) e intereses personales (50%). En Polonia, el 58% compartiría sus hábitos de compra, y la mitad de los consumidores de Arabia Saudí su número de móvil. Sin embargo, casi una quinta parte (18%) afirma que no renunciará a sus datos en absoluto, llegando a 33% en el Reino Unido. De hecho, los consumidores británicos son siempre los menos dispuestos a ceder sus datos.

MEJORES SISTEMAS DE SEGURIDAD

   Mientras que los consumidores consideran a los bancos como las empresas más dignas de confianza (76%), y piensan que son las empresas que mejor van a proteger sus datos (73%) en comparación con otros sectores, sigue habiendo cierta insatisfacción en los métodos utilizados en esta protección. Los consumidores creen que los bancos (77%), las empresas del sector sanitario (71%) y la administración pública (74%) necesitarían mejorar las capacidades de autenticación con el objetivo de alcanzar una mayor seguridad.

   En total, el 88% de los más de siete mil encuestados cree que todas las organizaciones deberían mejorar los sistemas de autenticación para mejorar la seguridad.

   "Existen claras diferencias en el tipo de empresas en el que los consumidores confían," afirma el CISO y vicepresidente en F5 Networks, Mike Convertino. "Las empresas con un enfoque tradicional en lo que a la seguridad se refiere, como los bancos, son considerados, con mucho, los más dignos de confianza, pero, curiosamente, compartimos más información con las redes sociales a pesar de que son las empresas en las que menos confiamos a la hora de que protejan adecuadamente nuestros datos. Independientemente del sector, cualquier organización necesita asegurar que sus herramientas de seguridad están a la altura de las expectativas de sus clientes".

¿PRIVACIDAD O PROTECCIÓN FRENTE AL CIBERTERRORISMO?

   El Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea GDPR), aprobado recientemente por el Parlamento Europeo, ofrece a los ciudadanos el derecho a reclamar y obtener reparación si sus datos no se emplean correctamente dentro de la UE. En este estudio se preguntó también a los ciudadanos qué consideraban un mal uso de sus datos. Más de dos tercios (67%) creen que un mal uso sería compartir sus datos con terceros sin su consentimiento. Esta opinión es especialmente compartida en Polonia (71%) y Reino Unido (75%).

   A raíz del debate entre Apple y el FBI sobre el desbloqueo de teléfonos inteligentes, el 43 por ciento de los consumidores está de acuerdo con que las empresas de tecnología deben dar prioridad a la seguridad nacional sobre la privacidad de los consumidores (31%) y piensa que deberían facilitar a los gobiernos el acceso a los dispositivos. Este porcentaje es aún mayor en el Reino Unido (50%) y Benelux (49%), pero menor en Alemania (38%) y Arabia Saudí (37%).

   La responsabilidad de proteger a los consumidores frente a las amenazas de ciberterroristas es también un tema de debate. Más de una quinta parte de los encuestados (21%) cree que cada uno debe ser responsable de su propia protección, mientras que un 43% piensa que la responsabilidad de proteger a los ciudadanos recae en los gobiernos de cada país. Esta respuesta plantea la duda de si los consumidores son cada vez más conscientes de que juegan un papel fundamental en la protección contra distintas amenazas, aunque es suficiente para observar que todavía hay mucho camino por recorrer a la hora de plantearse una responsabilidad compartida.