La IA de Facebook pone en el mapa global las zonas del mundo que no aparecen en él

Interfaz de la herramienta RapiD
Interfaz de la herramienta RapiDFACEBOOK
Publicado 25/07/2019 13:25:08CET

   MADRID, 25 Jul. (Portaltic/EP) -

   Facebook ha compartido su herramienta Map With AI, basada en inteligencia artificial, que permite a los expertos y a los usuarios registrar en el mapa del mundo las carreteras y calles de aquellas zonas del globo que no aparezcan reflejadas en él, como ocurre con algunas áreas de Tailandia o Indonesia.

   Facebook ha asegurado a través de un comunicado que su misión es "conectar a las personas y asegurarse de que todo el mundo está representado en el mapa". Para ello, ha creado Map With AI, un conjunto de herramientas y servicios de edición de mapas que permiten a los usuarios identificar y guardar las calles y carreteras que antes no aparecían en los mapas para que ahora lo hagan.

   Desde la compañía afirman que este servicio ya ha sido utilizado por un equipo de Facebook para registrar más de 300.000 millas (unos 482.803 kilómetros) de carreteras en Tailandia que antes no aparecían en el mapa. Para ello, han tardado 18 meses. Si lo hubiesen hecho sin ayuda de la IA, "habrían tardado otros tres o cinco años", como estima el científico investigador en Facebook y participante del proyecto, Xiaoming Gao.

Junto a las carretas de Tailandia, este sistema también ha sido utilizado para cubrir el 90 por ciento de carreteras en Indonesia que hasta ahora no estaban presentes en el mapa global, como recoge la nota de prensa. Basándose en esta experiencia, Gao afirma que el equipo ha hecho posible generar un modelo que puede ser utilizado "a escala global".

Desde este martes, cualquier persona puede tener acceso a los mapas generados por Map With AI en zonas como Afganistán, Bangladesh, Indonesia, México, Nigeria, Tanzania y Uganda, "con el lanzamiento de más países más adelante", aseguran desde la compañía.

   Map with AI incluye la interfaz RapiD, basada en la herramienta de edición iD, que "está diseñada para añadir y editar carreteras rápido y simple para que cualquiera pueda usarlo", como señalan desde la compañía, y que incluye un sistema de comprobación de los datos para asegurarse de que todas las nuevas ediciones que se hagan en el mapa "sean consistentes y precisas". De esta forma, RapiD "es una versión mejorada de la herramienta de OSM iD".

   Este sistema se basa en el proyecto OpenStreetMap (OSM), que durante más de diez años se ha dedicado a añadir aquellos que no aparecía en los mapas, los datos correspondientes y revisar las imágenes de satélite públicas de manera manual, para después anotar las carreteras, autopistas y puentes en el mapa, también a mano.

   De hecho, para que el usuario pueda empezar a editar en el mapa a través de RapiD debe iniciar sesión en su cuenta de OSM. Seguidamente podrá seleccionar la carretera, calle o puente que quiera registrar y hacerlo indicando los datos correspondientes como nombre, número de carriles, tipo de superficie, entre otros datos.

   El directo ejecutivo del Equipo Humanitario de OSM (HOT), Tyler Radford, afirma que esta herramienta "combina lo mejor del aprendizaje automático con lo mejor de la experiencia humana". Esto se debe a que este sistema también está destinado a ayudar en situaciones humanitarias.

   El encargado de los Programas de las Infraestructuras de Mapas y Localizaciones de Facebook, Drishtie Patel, indica que "los huecos en los mapas pueden afectar a todo, incluidos la respuesta a los desastres, los planes comunitarios y ayudar a la economía local". Por ello, han decidido desarrollar esta herramienta junto a la comunidad de personas que se han estado encargando de gestionar los mapas en estas zonas durante años.

    Map With AI utiliza un sistema basado en inteligencia artificial denominado 'visión computacional' con el que se identifican las carreteras que no aparecen en el mapa para que luego la herramienta las destaque. Para construir este modelo, toman las imágenes de satélite y se trazan las carreteras a mano para mostrar a la máquina lo que sí es una carretera y lo que no. Después, los voluntarios de OSM usan su experiencia para revisar lo que el sistema de inteligencia artificial ha detectado, y posteriormente confirmarlo o modificarlo.