Actualizado 25/10/2016 12:05 CET

Tomb Raider cumple 20 años y éstos sus títulos más significativos

   MADRID, 25 Oct. (EDIZIONES/Portaltic) -

La saga de videojuegos Tomb Raider está de aniversario. Este 25 de octubre se cumplen 20 años desde que el primer videojuego de la saga saliera a la venta para la Sega Saturn en 1996, aunque también fue adaptado para PlayStation 1 y PC.

   Desde aquel año y hasta la actualidad, estas entregas han supuesto un antes y después en la industria, ya no solo dentro de la temática de acción y plataformeo, sino porque su protagonista, Lara Croft, se ha convertido en un icono de fuerza, valor e inteligencia. La arqueóloga es “la heroína humana más exitosa en la historia de los videojuegos”, tal y como quedó registrado en el Libro Guinness de los Récords años atrás.

   Tomb Raider es una de esas sagas que te hacen querer seguir jugando, seguir descubriendo, seguir luchando para eliminar a ese mundo ficticio de todo mal y sacar a Lara con vida de mil y una aventuras mientras te introduces en tumbas, ruinas, esquivas trampas o resuelves acertijos.

   La serie ha traspasado la ventana de los videojuegos para ser un auténtico fenómeno de masas. Desde merchandaising de todo tipo y hasta películas en pantalla grande, pasando por cómics o por colocar a Lara como protagonista de anuncios de coches, se trata de unas entregas que, gusten más o menos, son un referente claro para una buena parte del mundo.

   Con motivo del 20 aniversario del primer juego de Tomb Raider, nosotros vamos a hacer un repaso de los títulos principales de la saga que han formado parte de estos años de historia, los cuales no son precisamente pocos. ¡Felicidades Lara! ¡Felicidades Tomb Raider!

   TOMB RAIDER (1996)

   El juego original de la saga, el Tomb Raider de 1996, cuenta cómo Lara es contrada por Natla Technologies para encontrar el Sción, un fragmento de un antiguo artefacto atlante que contiene mucho poder. La famosa antropóloga y buscatesoros no dudará en ponerse en marcha, pero como en toda buena aventura con Lara como protagonista, la cosa se complicará y Lara tendrá que luchar y utilizar su inteligencia para completar la misión. El juego se desarrolla en Perú, Grecia, Egipto y Atlantis.

TOMB RAIDER II (1997)

    La segunda entrega, Tomb Raider II, salió a la luz sin la participación del creador del personaje de Lara, Toby Gard, al no ver bien el hecho de que se centrara más en ser una heroína de acción que en su papel de arqueóloga, pero aún así es uno de los juegos más exitosos de la saga.

Aquí, Lara tendrá que luchar con otras dos partes por conseguir la Daga de Xian, una antigua reliquia situada en la Gran Muralla China que permite a su poseedor adquirir el poder del Dragón. Para ello, tendrá que recorrer diferentes escenarios plagados de nuevas armas, enemigos y algo más de dificultad respecto a su predecesor.

TOMB RAIDER III (1998)

Tomb Raider III: Las aventuras de Lara Croft recoge las aventuras de la famosa protagonista en busca de un legendario artefacto conocido como Infada, en la India. Ella desconoce que el artefacto no se limita solo a tener poder por las creencias locales, sino que tiene toda una historia detrás. La empresa RX Tech, su principal enemigo, está siguiendo la pista de un diario encontrado junto al cuerpo congelado de un marinero del HMS Beagle, el barco con el Charles Darwin recorrió el planeta en sus viajes y expediciones. Los caminos de la antropóloga y la compañía se encontrarán en la India y una vez más Lara tendrá que utilizar su ingenio y perspicacia para salir con vida (y con el objeto) de la misión.

TOMB RAIDER: THE LAST REVELATION (1999)

Tomb Raider: The Last Revelation es el cuarto juego de la saga y se desarrolla en su mayor parte en Egipto, aunque también hay parte de la historia que ocurre en Camboya. El título explica cómo Lara y su antiguo mentor, Werner Von Croy, viajan al templo de Angkor Wat en Camboya para hacerse con el Iris. Allí, el hombre cae en una trampa y Lara tiene que dejarle atrás, algo que le pasará factura más adelante.

Años más tarde, en una misión a la tumba de Seth para buscar el Amuleto de Horus, ella descubre que el guía que la acompaña en ese momento trabaja para Von Croy, quien también quiere hacerse con el amuleto. En un error, Lara libera a Seth y desata su mal, por lo que tendrá que volver a encerrar de nuevo al dios Seth mientras esquiva al equipo de Von Croy.

Este título es bastante relevante ya que incluye nuevas mecánicas de movimiento, como el hecho de poder balancearse en cuerdas que caen del techo o escalarlas, así como esconderse tras las esquinas, entre otros añadidos nuevos a la jugabilidad y una mejora de los gráficos y animaciones.

TOMB RAIDER: CHRONICLES (2000)

   Tomb Raider: Chronicles es la quinta entrega de la saga, pero esta vez la historia es algo más peculiar. Tras el final del juego anterior (que no desvelaremos), los amigos más allegados de Lara rememoran en la mansión Croft las historias más significativas que ha vivido la chica con el paso del tiempo. Así, dan a conocer nuevas aventuras de la joven aventurera por todo el mundo (Rusia, Estados Unidos, Irlanda, entre otros) que hasta ahora eran desconocidas para el jugador.

TOMB RAIDER: THE ANGEL OF DARKNESS (2003)

Este juego supuso un antes y un después gráficamente, ya que fue el título que dio el cambio entre PlayStation 1 y PlayStation 2, mejorando sustancialmente todo lo visible. A pesar de ello, Core Design, desarrolladora hasta el momento, cometió el error de sacarlo al mercado con errores y a medio terminar, por lo que su acogida fue bastante mala y Crystal Dynamics pasó a ser la encargada de la creación de los siguientes Tomb Raider.

La entrega se desarrolla en París y Praga, donde Lara se convierte en una fugitiva por el giro de los acontecimientos. Ella se tendrá que enfrentar con un alquimista y una alianza de individuos poderosos y misteriosos para hacerse con cuatro obras de arte, los Grabados de Pinturas Oscuras, mientras una serie de muertes y asesinatos siniestros no paran de ocurrir a su alrededor.

TOMB RAIDER: LEGEND Y TOMB RAIDER: UNDERWORLD (2006-2008)

Tomb Raider: Legend y Tomb Raider: Underworld forman parte de una “trilogía” publicada entre 2006 y 2008 que narra la destrucción de Natla y el rescate de la madre de Lara, Amelia, a la cual se la había dado por muerta en un viaje que realizó con su hija al Himalaya cuando ésta era pequeña.

La historia comienza con Lara y su madre intentando sobrevivir al accidente dentro de un templo en ruinas. Aunque ellas lo desconocen, el templo guarda una especie de transportador ancestral que se activa por accidente cuando Lara toca una espada clavada en un zócalo. Años más tarde, con Lara estudiando un fragmento del zócalo para encontrar a su madre, comienza la verdadera aventura.

Legend es el séptimo título de la saga y Underworld el octavo, aunque hay quien considera a éste último como el noveno debido a que hay una entrega en medio de ambas, Lara Croft Tomb Raider: Anniversary (2007). Este se trata de un 'remake' del juego original de 1996 lanzado por el décimo aniversario de Tomb Raider. Además, Legend y Aniverssary tienen temáticas en común (el tema de Natla) que terminan por resolverse en Underworld, por lo que se consideran como una “trilogía”.

TOMB RAIDER (2013)

    Tomb Raider (2013) tiene el mismo título que el videojuego original ya que Crystal Dynamics, la desarrolladora, decidió hacer un reinicio de la saga original, renovando y mejorando la esencia de la serie para volver a encaminarla. Lara se presenta diferente a como hasta ahora se la conocía y el juego se centra más en los orígenes del personaje, dejando ver cómo no solo ha sido una heroína dura y fuerte, sino también un ser humano con más miedo y dolor en el cuerpo que otra cosa.

Esta entrega transcurre en Yamatai, una isla misteriosa del Triángulo del Dragón de la que quieren obtener información. La expedición en la que va Lara se hunde y llega a una playa en la que se tendrán que enfrentar a sus enemigos para salir con vida de la zona.

    RISE OF THE TOMB RAIDER (2015)

    Rise of the Tomb Raider es la última entrega, hasta ahora, de la serie. Sigue la historia y las dinámicas del juego de 2013, por lo que muestra cómo Lara sigue evolucionando hasta ser ese personaje que tanto enamoró al público desde hasta ya 20 años.

Tras el final de Tomb Raider (2013) y de lo que ocurre en Yamatai, Lara decide viajar a Siberia para dar con la ciudad de Kítezh, un lugar mítico construido por el príncipe Vladimir en el siglo XIII. En esta ocasión habrá nuevos enemigos salvajes a los que Lara se tendrá que enfrentar, pero también le tocará plantar cara a la organización antigua y secreta, conocida como La Trinidad, para evitar que se hagan con la Fuente Divina, un objeto que permite otorgar la inmortalidad.