Actualizado 30/06/2022 20:38

Alegría, sobre la EBAU única que pide el PP: "Cuando han gobernado ni se han planteado esta prueba única que reclaman"

La ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, a su llegada al Congreso Internacional de Formación Profesional WFCP 2022, en el Kursaal, a 16 de junio de 2022, en San Sebastián, Euskadi (España).
La ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, a su llegada al Congreso Internacional de Formación Profesional WFCP 2022, en el Kursaal, a 16 de junio de 2022, en San Sebastián, Euskadi (España). - Javi Colmenero - Europa Press

  MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

La ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, ha señalado que, aunque ahora escucha "voces de la derecha" que apelan a una Evaluación de Bachillerato para el acceso a la Universidad (EBAU) "única", el Partido Popular cuando ha gobernado con mayoría absoluta "ni se ha planteado esta prueba única que tanto reclaman".

"Con este nuevo modelo queremos que respete las competencias de las comunidades autónomas y de las universidades. También hemos detectado que hay cuestiones a mejorar de la EBAU que dejó en marcha el Gobierno de Rajoy", ha señalado este jueves la ministra durante su intervención en la Comisión de Educación y Formación Profesional en el Congreso de los Diputados.

La aplicación de la nueva EBAU está prevista para el verano de 2024, por lo que afectara a los jóvenes que se matriculen en Primero de Bachillerato en el curso escolar 2022/2023, es decir, el próximo curso.

"Queremos una prueba que se adecue y se adapte a los cambios llevado a efectos en el decreto de Bachillerato, que sea respetuosa con las competencias de las administraciones educativas y que contemple contenidos y conceptos más homologables para todos los territorios", ha asegurado Alegría.

En este contexto, ha explicado que la nueva prueba de la EBAU va a ser debatida con las administraciones educativas, "que son las competentes en la materia". "En este momento por parte del Ministerio estamos trabajando con distintos modelos, hablando con la CRUE, con los decanos de facultades de Educación y trabajando en distintos borradores y distintos modelos", ha concretado.

Asimismo, ha añadido que el nuevo modelo se tiene que "adecuar" a los propios cambios que han tenido a raí de la aprobación de la LOMLOE, la ley de educación conocida como 'Ley Celaá', y de los desarrollos educativos, "especialmente el de enseñanzas mínimas de Bachillerato".

PIDE "RESPETO" A LOS EDITORES

En otro momento de su comparecencia, la ministra también ha pedido "respeto" a los editores de libros de texto ante las acusaciones de la derecha de la carga ideológica que contienen los nuevos ejemplares. "Ni el presidente ni ningún miembro del Gobierno tenemos una rotativa en casa para hacer los libros de texto, así que un respeto", ha manifestado.

Para Alegría, los libros de texto "se rigen al rigor científico". No obstante, ha precisado que si en algún momento se detecta en algún libro de texto "algún tipo de cuestión que vaya contra la Constitución serán denunciados y las propias editoriales harán el ejercicio de retirarlos".

En este contexto, ha explicado que los libros de texto "no es un material obligatorio, un material de apoyo que los docentes pueden elegir, decidir, sí o no voluntariamente", algo que, a su juicio, "es la mejor decisión, que sean los docentes quienes de una manera autónoma y bajo esa libertad de cátedra decidan qué libro se adecua más a los alumnos".

"En España son sus profesores quienes en el ejercicio de su autonomía pedagógica eligen los libros de texto y demás materiales para enseñanzas. La elección y adopción de unos libros de texto no requiere ninguna previa autorización por parte de ninguna administración educativa", ha insistido.

Por ello, Alegría ha hecho hincapié en que la utilización o no de los libros de texto "es voluntaria" y que los profesores bajo la libertad de cátedra "eligen los materiales".

"Los reales decretos de enseñanzas mínimas no hacen ninguna referencia a los libros de texto ni a ningún otro material curricular", ha afirmado la ministra, destacando que entre las competencias del Consejo Escolar del Estado "no se encuentra la elaboración de ningún libro de texto".