Actualizado 27/05/2020 18:34:36 +00:00 CET

Aumenta la demanda de la plataforma de prácticas 'online' e-Start de Fundación Universidad Empresa tras la pandemia

Una universitaria frente a un ordenador de mesa.
Una universitaria frente a un ordenador de mesa. - EUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

La demanda de prácticas 'online' en el portal e-Start de Fundación Universidad Empresa (FUE), pionera en ofrecer este servicio en España desde 2011, ha aumentado tras la pandemia del coronavirus. Actualmente, este portal ofrece prácticas a más de 2.500 alumnos cada curso.

"Desde la llegada del COVID-19 hemos observado como empresas, instituciones y universidades han intensificado la demanda de prácticas 'online", asegura la directora de Talento de la Fundación Universidad-Empresa, Carmen Palomino. Para finales de 2020, e-Start habrá acumulado un total 17.000 estudiantes desde su puesta en marcha en 2011. En este tiempo han participado un total de 2.782 empresas, 15 universidades y centros adscritos y se han desarrollado más 4.000 proyectos.

"En la FUE tenemos claro que las prácticas 'online' aportan muchísimas ventajas, de ahí que llevemos apostando por ello desde hace más de nueve años y con la llegada del COVID-19 muchas empresas y universidades abogan por esta modalidad", explica Carmen Palomino.

Para la responsable del programa e-Start, con las prácticas 'online' se generan "ideas innovadoras" para proyectos empresariales con una "visión joven y fresca". "Esto permite que los estudiantes se sigan formando y que, además, ayuden a mejorar la competitividad de la empresa a través de su talento joven digital", añade.

Para José María Fernández, responsable del Servicio de Prevención Propio de Finanzauto SAU, a las prácticas 'online' llegan "alumnos muy preparados, motivados y con ganas de aprender". "Con trabajo y esfuerzo llevan a cabo unos proyectos de alta calidad. Personalmente, ha sido muy gratificante haberles podido acompañar en las prácticas en nuestra compañía", asegura.

"Aun siendo a distancia, los alumnos pueden aplicar conocimientos a tareas reales dentro de nuestro departamento de Prevención de Riesgos Laborales", señala Alfredo Alegre de Galletas Gullón.

Las prácticas 'online' proporcionan una "visión práctica de trabajos exigibles en su futura vida profesional", destaca Alegre. "Una aplicación, si cabe, más orientada que algunas prácticas presenciales en las que las tareas son siempre auxiliares sin profundizar en ningún ámbito", valora el responsable de Galletas Gullón.

Entre las ventajas de estas prácticas 'online', Palomino señala que es una "modalidad flexible" que beneficia al estudiante pero también a la empresa, ya que "aportan versatilidad a las prácticas tradicionales, permitiendo que las compañías se conviertan en espacios donde aprender, desapareciendo cualquier tipo de barrera", apunta.

Otras de las ventajas es la empleabilidad, ya que suponen un primer contacto con un entorno profesional. "Se mejora la empleabilidad del alumno a la finalización de sus estudios, y se promueven entornos virtuales de aprendizajes (EVA) lo que hace que adopte un rol más maduro", precisa la responsable de e-Start.

Al mismo tiempo se generan oportunidades de valor para la formación en un entorno digital real que favorece el "aprender-haciendo" y se facilita un vínculo con los profesores y tutores que ayuda a potenciar el talento y profundizar en la relación con las universidades.

Por último, se promueve la colaboración entre universidad y empresa. "Se amplía la capacidad de la universidad de colaborar con un mayor número de empresas, en especial pymes, se amplía el ámbito geográfico y se intensifican las relaciones entre tutores académicos y empresariales siempre beneficioso para todos", apostilla Palomino.