Bonificar la primera matrícula en las universidades públicas españolas costaría menos de 500 millones al año, según CRUE

Universidad, Estudiantes, Estudios, Libros, Biblioteca, Lorenzana
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 12/12/2018 13:15:44CET

   La inversión en universidades públicas ha caído en más de 830 millones de euros en cinco años, alertan los rectores

   MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Bonificar al 99 por ciento los precios de primera matrícula en las universidades españolas a todos los alumnos costaría 488 millones de euros al año, según las estimaciones recogidas en el estudio 'La universidad española en cifras, año 2016 y curso académico 2016-2017, presentado este miércoles por la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE).

   En el informe se recuerda que esta medida ha sido aplicada por la Junta de Andalucía para el curso 2017/2018, siendo las universidades públicas las receptoras de las bonificaciones, previa justificación nominal de los importes de los beneficiarios de las ayudas. La propia Junta informó el pasado mes de septiembre de que la medida se aplicó en el curso pasado a 92.000 alumnos, con un coste de 37,8 millones de euros y añadió que la extendería a los estudiantes de la UNED.

   Para la CRUE, que ha hecho la estimación para el conjunto de España basándose en los datos del curso académico 2016/2017, se trata de la modificación más relevante "social y económicamente" aplicada por una comunidad autónoma en relación a los precios públicos de las enseñanzas universitarias en el curso 2017/2018.

   El informe, que contiene más de un millón de datos de 48 universidades públicas españolas y 26 privadas, subraya que España mantiene unos niveles de precios públicos de los más elevados en la Unión Europea --las matrículas de Máster son las terceras más caras y las de grado las sextas--, y apunta que se han producido "algunas modificaciones" tendentes a reducir el importe a pagar por los alumnos matriculados en centros universitarios públicos.

   Concretamente, señala que en las enseñanzas de Grado han revisado a la baja sus precios medios las comunidades autónomas de Aragón (-7%), Canarias (-8%), Cantabria (-3,5%), Valencia (-7%) y Madrid (-5%), mientras que La Rioja lo ha incrementado en el 7,6% y las restantes 11 comunidades no han alterado el precio medio de sus primeras matriculas.

   En las enseñanzas de Máster, habilitante y no habilitante, han bajado sus precios medios las universidades públicas de Canarias (-15%), Cantabria (-10%), Valencia (-7%), Madrid (-8% y -10%) y Navarra (-18% y -36%), mientras que Andalucía (-54%) y La Rioja (-10%) han limitado sus reducciones de precios a los másteres no habilitantes y las restantes comunidades autónomas no han modificado los precios medios de sus respectivos másteres.

DESIGUALDAD ENTRE COMUNIDADES

   La CRUE ha incidido, durante la presentación del informe en un acto celebrado en la Biblioteca Nacional de Madrid, en la desigualdad de precios universitarios que prevalece en España. El rector de la Universidad Politécnica de Valencia y vicepresidente de la CRUE, Juan Juliá, ha remarcado que la diferencia de precios mínimos entre comunidades puede ser hasta del 300%, y también es significativo el distinto porcentaje de impacto de las matriculas universitarias en la economía de las familias.

   "En Extremadura, que no tiene unos precios públicos altos, representan un 7,5% de esfuerzo económico para las familias, mientras en el extremo opuesto nos encontramos porcentajes del 3,5%", ha detallado el vicepresidente de CRUE, señalando que el porcentaje de alumnos becados en España, que se sitúa en el 30%, sigue siendo inferior que en otros muchos países europeos. En relación al sistema de becas, los rectores han subrayado que tras cuatro años de los cambios introducidos en 2012 y 2013 se confirman "las previsiones realizadas en su momento acerca de las consecuencias de esta reforma respecto al deterioro de la igualdad de oportunidades".

   En total, el montante de fondos destinado a becas universitarias ha descendido un 13,5% (de 943,3 a 815,9 millones de euros) y la dotación per cápita, excluida la ayuda de compensación de precios públicos, ha caído en un 24,6% (de 2.331 a 1.757 euros) en los años 2011/12 a 2016/17.

   "El corolario de la reforma lo podemos establecer en los siguientes términos: "más becarios, mayor empobrecimiento del becario y menor progresividad en la asignación de las dotaciones presupuestarias", añaden sin apreciar un cambio de tendencia en la convocatoria de becas para el curso pasado.

   Frente a los altos precios universitarios de España, la CRUE ha destacado que el sistema universitario español tiene un tamaño de oferta "equiparable a la mayoría de los países avanzados", con "el mismo ratio que países como Estados Unidos", ha asegurado. "La práctica totalidad de los jóvenes españoles tienen la posibilidad de acceder a una universidad con producción investigadora a menos de 50 kilómetros de su residencia", ha dicho sobre la extensión territorial universitaria.

CAÍDA DE LA INVERSIÓN

   Sin embargo, la CRUE destaca que la inversión en las universidades públicas ha registrado un descenso en la financiación del 40,2 por ciento entre 2010 y 2016, lo que supone 830,55 millones menos en cinco años. Concretamente, el informe señala que en 2016, se registró la cifra de financiación más baja desde la crisis (1.236,5 millones de euros), cuestionando el inicio de recuperación que se observó el año anterior al registrar un retroceso del 13,5%, unos 193,2 millones de euros, en relación al año anterior.

   En consecuencia, según los rectores españoles, el gasto en educación superior (porcentaje del PIB) sigue por debajo de la media de la OCDE, siendo España el segundo país que más redujo este gasto por estudiante entre 2010 y 2015, mientras que la mayoría lo elevó un 5 por ciento.

   Por otro lado, el informe pone de manifiesto que la demanda global de enseñanzas de Grado y Máster ha caído un 8,7% en las universidades públicas españolas, mientras que ha aumentado un 24 por ciento en las públicas entre 2008 y 2016. Pero la demanda de Másteres ha subido en ambas, multiplicándose por tres en las universidades públicas y por ocho en las privadas.

   El informe contiene también datos positivos, según los rectores, como que el sistema universitario español contribuye a la movilidad social en mayor medida que otros grandes países europeos, aunque de modo insuficiente. Así, en España la probabilidad de que un estudiante alcance estudios universitarios es mayor que en países como Francia, Italia, Inglaterra o Estados Unidos, pero menor que en los Países Nórdicos, Países Bajos, Austria, Alemania, Japón.