Actualizado 25/01/2009 16:51 CET

CATALUNYA.-Padres de la escuela concertada piden ante Maragall no ser discriminados en la LEC

El conseller dice que será una ley "magnífica" y que no dejará margen a la interpretación

BARCELONA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La escuela concertada reclamó hoy ante el conseller de Educación, Ernest Maragall, no ser discriminada en la futura Ley de Educación de Catalunya (LEC), en proceso de tramitación parlamentaria.

En unas jornadas de la Confederación Cristiana de Asociaciones de Padres y Madres de Catalunya (CCAPAC) sobre la LEC, la presidenta de la entidad, Mercè Rei, mostró su preocupación por dos aspectos: el derecho de los padres a escoger la educación de sus hijos y la discriminación de la administración hacia la escuela concertada.

Explicó que le gustaría que un hijo pudiera decirle a su padre que existe un motivo por el cual ha acudido a su colegio, y no sólo porque le haya tocado en un sorteo. "Basta ya de buenas palabras y de hipocresía social", pidió.

Rei hizo estas declaraciones en la clausura de las jornadas, a la que asistió Maragall y en la que también intervino el secretario general de la Fundación Escuela Cristiana de Catalunya, Enric Puig, que admitió no estar de acuerdo con determinados contenidos del proyecto de la LEC, aunque aseguró que quieren colaborar en el proceso legislativo y "lejos de enfrentamientos entre escuelas públicas y privadas".

Pidió que la LEC sea "respetuosa con la realidad", y que sea una normativa "para todos y de futuro".

En su intervención, el conseller Maragall agradeció la "claridad" con la que las entidades mostraron sus posicionamientos ante la LEC, y aseguró que estudiaría sus propuestas.

Tras guardar un minuto de silencio en memoria de los menores fallecidos en Sant Boi de Llobregat (Barcelona), aseguró que el proyecto de la LEC está "bien orientado", y abogó por un sistema educativo que se aguante sobre la "libertad, la viabilidad y la responsabilidad".

"Estamos construyendo la nueva escuela catalana", aseveró el conseller, que admitió que la ley debe ser "amplia" para que pueda ser "gobernable desde diferentes puntos de vista", pero lo que es seguro es que "no va a dejar margen a las interpretaciones".

Además, defendió llegar al "acuerdo máximo", asegurando que no le vale sólo con el consenso. "Tenemos todas las condiciones para hacerlo bien, por lo que tendremos una magnífica LEC", concluyó.