Publicado 17/11/2015 12:06CET

Antinucleares de España y Portugal se unen para pedir el cierre de las nucleares

Barras De Combustible Nuclear
ENUSA

   MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Colectivos contrarios a la energía nuclear de España y Portugal se han organizado para constituir el Movimiento Ibérico Antinuclear (MIA) que exige el cierre escalonado de las centrales nucleares en España.

   Así, según ha informado el movimiento, este sábado se celebró una reunión con los representantes antinucleares de España y también de Portugal, que también se vería afectado por un hipotético accidente atómico.

   En la jornada, más de 50 asistentes debatieron sobre los distintos impactos de alargar la vida de las centrales nucleares y acordaron solicitar al Gobierno el cierre escalonado de las plantas y a los partidos políticos que concurren a las elecciones generales del 20 de diciembre, un compromiso de cierre.

   Los asistentes contemplaron la posibilidad de que a este movimiento ibérico se sumen antinucleares de otros países y acordaron adoptar el nombre Movimiento Ibérico Antinuclear (MIA).

   Además, pedirán que no se otorguen nuevos permisos de explotación a las centrales después de que expiren los actuales, de modo que como muy tarde, vayan expirando sus permisos para generar electricidad, de modo que la última en cerrar sería la central nuclear de Trillo (Guadalajara) en 2024.

   También han abordado la cuestión de los residuos nucleares que, a su juicio, deben ser reducidos "lo más posible" porque en la actualidad no existe una solución "satisfactoria".

   Asimismo, creen que España debe dejar atrás la minería de uranio y la fabricación de elementos combustibles, por lo que también se pide un calendario de cierre para la fábrica de Juzbado (Salamanca) y reclaman que no se abra la mina de Retortillo-Santidad (Salamanca).

   En este contexto, el MIA ha anunciado que "próximamente" publicará un documento con su plan de calendario de cierre y mostrará sus argumentos en detalle.

Para leer más