Bruselas vigila "de cerca" la aplicación correcta de Madrid Central y el resto de medidas para la calidad del aire

Publicado 18/12/2018 19:58:34CET
RICARDO RUBIO / EUROPA PRESS

   BRUSELAS, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La Comisión Europea ha asegurado que vigila "de cerca" que se apliquen correctamente y con eficacia las medidas comunicadas por el Gobierno para evitar una denuncia ante la Justicia europea por la ausencia de medidas para combatir la mala calidad del aire, entre ellas el proyecto de movilidad conocido como Madrid Central.

   Así ha respondido el comisario de Medio Ambiente, Karmenu Vella, a una carta enviada por los eurodiputados españoles de Podemos, Izquierda Unida, Equo y Catalunya en Comú. En su misiva, el comisario maltés recuerda que Bruselas decidió no llevar a España ante el Tribunal de Justicia de la UE (TUE) porque consideró que las iniciativas comunicadas "podrían permitir abordar adecuadamente las carencias si se aplicaban correctamente y en los plazos anunciados".

   Una de estas medidas es el plan de movilidad del ayuntamiento de Madrid conocido como Madrid Central, que entró en vigor el pasado 30 de noviembre y que restringe el tráfico en el Distrito Centro de la capital de España a residentes, ambulancias y servicios públicos.

   "La Comisión continúa siguiendo de cerca la aplicación y la eficacia en los calendarios previstos del paquete de medidas anunciadas" por España, remarca el comisario Vella en su respuesta a los eurodiputados españoles.

   El responsable de Medio Ambiente del Ejecutivo comunitario añade que Bruselas está comprometida a trabajar en colaboración con los Estados miembros para alcanzar los objetivos de calidad del aire acordados, y añade que está dispuesta a utilizar su "potestad legal" para "hacer cumplir la legislación europea relevante".

   "Al mismo tiempo, los tribunales nacionales están obligados a aplicar el Derecho europeo y velar por que las obligaciones que del mismo emanan sean cumplidas efectivamente", completa el texto del comisario.

   Los eurodiputados de Podemos, Izquierda Unida, Equo y Catalunya en Comú escribieron a Vella para advertirle de que la ciudad de Madrid "quedaría desprovista de instrumentos vigentes para reducir la contaminación atmosférica" en la ciudad si prosperan los "contenciosos legales" promovidos por el PPE frente a estas medidas.

   "La UE no puede permitir que el Partido Popular haga presión para que el Ayuntamiento incumpla el Derecho comunitario y que en Madrid se dejen de aplicar los planes frente a la contaminación atmosférica comprometidos ante la Comisión Europea, en detrimento de la salud pública de la ciudadanía", criticaban en su primera carta.