26 de febrero de 2020
 
Publicado 26/11/2015 12:12:45CET

Ecologistas en Acción pide a Sanidad que no bloquee la regulación los 'ftalatos'

   MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Ecologistas en Acción ha enviado una carta al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, solicitándole que no bloquee la regulación de los 'ftalatos', unos contaminantes químicos que actúan como alteradores hormonales en el ser humano, y que se utilizan principalmente en muchos artículos de consumo como plastificadores a la hora de elaborar juguetes sexuales y de niños, disolventes, pesticidas, esmaltes de uñas, entre otros productos.

   Así, ha enviado una misiva a la subdirectora general de Salud Pública, Micaela García Tejedor, en la que pide a la cartera que dirige Alfonso Alonso que apoye, al igual que la mayor parte de países europeos, la consideración y regulación de cuatro 'ftalatos' (DEHP, DIBP, DBP y BBP) como alteradores hormonales

   Según la organización ecologista, los 'ftalatos' son un grupo de sustancias químicas tóxicas que ocasionan daños a la salud reproductiva de los seres humanos.

LA PROPUESTA DANESA

   De hecho, advierte de que dada la capacidad de cuatro de estas sustancias (DEHP, DIBP, DBP y BBP) de alterar el sistema hormonal, Dinamarca ha propuesto que estas sustancias se consideren y se regulen en Europa como alteradores hormonales (también llamados disrutprores endocrinos o EDC en sus siglas en inglés).

   El órgano europeo que decide si se consideran alteradores hormonales es el Comité REACH, donde están representados todos los estados miembros.

   En su última reunión en octubre de 2015, el Comité aprobó la consideración del DEHP como disruptor endocrino para el medio ambiente, pero el rechazo de España, representada por el Ministerio de Sanidad, junto al de Alemania, Italia y Reino Unido, formó una minoría de bloqueo, por lo que no se pudo aprobar la propuesta danesa, apoyada por el resto de países de la Unión.

   "Todos los Estados miembro reconocen que el DEHP es un alterador hormonal tanto para la fauna silvestre como para la salud humana. El Ministerio de Sanidad justifica su rechazo en que estas sustancias ya están reguladas por su toxicidad para la reproducción y, por tanto, no es necesaria una regulación adicional", agrega.

   De hecho, Dinamarca y la Agencia Europea de Sustancias Químicas (ECHA) están preparando una propuesta de restricción de estos cuatro ftalatos, que presentarán a principios de 2016.

   "En caso de ser considerados alteradores hormonales, la restricción de estos ftalatos será mucho más fácil que si solo se consideran sus efectos como tóxicos para la reproducción, ya que se tendrán en cuenta los efectos relacionados con sus propiedades de alteración endocrina (cáncer de mama y testículos, daños al desarrollo del sistema neurológico y daños al sistema inmune, entre otros)", agrega.

ELEVADA EXPOSICIÓN DE ESPAÑOLES

   Es más, sostiene que varios estudios han puesto de relieve la elevada exposición de la población española a estas sustancias. Según el estudio de biomonitorización europeo Democophes, los niños españoles tienen niveles de DEHP un 150% más elevados que la media Europea, sólo inferiores a los niveles presentes en los niños de Rumanía, Polonia y la República de Eslovaquia.

   Según la organización ecologista, la principal consecuencia práctica del rechazo del Ministerio de Sanidad a la consideración de los cuatro ftalatos como sustancias EDC es que se dificultará su restricción y, por tanto, se facilitará que sigan las importaciones de artículos de consumo que contienen estos tóxicos.

   Por ello, piden a las autoridades españolas que apoyen la consideración de los fatlatos como sustancias que alteran el sistema hormonal de los seres humanos durante la próxima reunión del Comité REACH, que tendrá lugar del 5 al 10 de diciembre.