Teresa Ribera calcula que el nuevo Plan General de Residuos Radiactivos estará listo en junio

Publicado 12/03/2019 11:38:17CET
428843.1.644.368.20190312113817
Vídeo de la noticia

   MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, calcula que el nuevo Plan General de Residuos Radiactivos "estará listo" en el mes de junio próximo.

   Durante los 'Desayunos Informativos' de Europa Press, la ministra ha indicado que le pidió al presidente de ENRESA (la empresa estatal de residuos), José Luis Navarro, que presentara un borrador de proyecto "serio, solvente" y con todas las "variables" que exige el contexto comunitario "antes de verano". "Calculo que en junio eso estará listo", ha concretado.

   Respecto a la gestión futura de los residuos nucleares asociados a la actividad de las centrales nucleares, la ministra considera necesario ser "responsable" y gestionar "de forma segura" los residuos en las condiciones que permitan "tener la tranquilidad" de que no va a haber "ningún problema", primero de forma temporal y después de manera definitiva.

   En cuanto al plazo pactado con los titulares de las centrales nucleares para atrasar el cierre hasta 2030 a 2035 en vez de al plazo previsto en el programa electoral socialista, que fijaba el cierre a no más tardar de 2028, la ministra ha defendido el cierre "ordenado" planificado que supone un "ligero desplazamiento hacia arriba" de la fecha de cierre.

   A ese respecto ha defendido que en una "combinación de prioridades" de posicionamiento desde lo laboral a lo emocional se cruzaban "muchas variables" y lo que ha pretendido su Ministerio ha sido "clarificar" y dar a conocer las previsiones en el "tiempo que está por venir" para asegurar el desmantelamiento nuclear con seguridad financiera y con seguridad de mantenimiento.

   "Evitar a toda costa ese espectáculo bochornoso de Garoña, que eso nadie lo quiere, ni las propias empresas y que es ejemplo de problemas de los vaivenes y contradicciones en cuestiones muy sensibles", ha recordado.

   Ribera ha dicho que no aboga por nada en particular pero sí por "entender y anticipar" de forma transparente el tiempo que está por venir en un contexto de programa socialista que se plantea ir abandonando la energía nuclear en pro de la renovable, pero admite que "las cosas no ocurren de un día para otro".

   En cuanto al nuevo horizonte del final nuclear, de casi una década, asegura que se trata del "reconocimiento" de las propias "mochilas" del mix eléctrico español, que cuenta con centrales térmicas de carbón, "mucho" ciclo combinado, termosolares que "lo han pasado muy mal", plantas fotovoltaicas.

   Por ello, ha insistido en que con "tantas cosas" es preciso "ir ordenando la salida" y la transición con "mucho cuidado" para los titulares de las plantas, como para la red eléctrica, con los reguladores del funcionamiento del mercado y de manera "compatible" con ese estado social, democrático y de derecho.