WWF pide a la UE que no renueve los subsidios a la pesca industrial y favorezca a la pesca sostenible

Publicado 19/06/2019 16:59:31CET
WWF

   MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La ONG WWF ha pedido a los ministros de Pesca de la UE que cambien su posición en las negociaciones sobre los recursos del Fondo Europeo Marítimo y Pesquero y no renueve los subsidios a la pesca industrial, sino que se centre en invertir en la pesca sostenible para proteger y restaurar la vida en los océanos.

   Ante la próxima ronda de negociaciones con el Parlamento Europeo y la Comisión Europea que se celebrarán en los próximos meses, la ONG considera que el texto final acordado del Reglamento del Fondo debe invertir en la protección y la restauración de la vida en el océano, apoyar la transición ecológica de la industria, así como aquellos pescadores cuyas prácticas tienen poco o ningún impacto en el medio ambiente.

   La ONG denuncia que la pesca sostenible está "acorralada" por la posible reintroducción de "subsidios perversos" y advierte de que la decisión del Consejo de Pesca de la UE de reintroducir los subsidios de renovación que pueden incrementar la flota pesquera supone un nuevo golpe a la política pesquera comunitaria.

   Así, lamenta que la lucha contra la sobrepesca en Europa lleva un "rumbo insostenible y contradictorio" que amenaza el futuro de muchas pesquerías y recuerda que las ayudas para renovar la flota van en contra de los compromisos internacionales adquiridos por la UE y los Estados miembro que exigen la eliminación en 2020 de los subsidios perjudiciales que contribuyen a la sobrecapacidad y sobrepesca.

   El coordinador de Pesquerías de WWF España, Raún García, considera que la UE apoya discursos contradictorios, defiende la reintroducicción en Europa de estos subsidios que contribuyen a la sobrepesca, al tiempo que asegura apoyar los modelos de negocios pesqueros sostenibles.

   "La UE no debería destinar parte de los 6.000 millones de euros que forman parte del Fondo Europeo Marítimo y Pesquero a prácticas que ponen en peligro nuestros mares ya sobreexplotados y el futuro de la pesca en Europa", ha añadido.

   Por último, advierte de que los pescadores serán "los primeros en pagar el precio" de un océano degradado y califica de "sorprendente" que el Consejo de la UE no haya sido más ambicioso en su acuerdo, con objetivos tan débiles como la reducción mínima de CO2 en tan solo un 15 por ciento por barco modernizado.

Para leer más