Actualizado 04/06/2009 00:22 CET

Aborto.- Zapatero entiende que "choque" la cuestión de las menores y dice que la ley se "perfeccionará" en el Congreso

Dice que hay que lograr que prime la confianza entre padres e hijos pero favoreciendo "la autonomía de la voluntad" de la madre

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró hoy que entiende que la posibilidad de que las menores de 16 años puedan abortar sin consentimiento paterno pueda "chocar", pero aseguró que este punto de la ley está "en la media europea". Además, se mostró partidario de que la ley obtenga el "máximo consenso" y dijo que en el trámite parlamentario se "perfeccionará".

En una entrevista en Telecinco, recogida por Europa Press, Zapatero explicó que el texto presentado por el Gobierno pretende "establecer políticas preventivas para los embarazos no deseados" y evitar que "ninguna mujer vaya a la cárcel" si desea interrumpirlo.

El jefe del Ejecutivo recalcó que es una ley "en la media de los países europeos", también en lo que se refiere a las jóvenes a partir de 16 años. Las legislaciones de la "media europea", dijo, tratan de "favorecer en última instancia la autonomía de la voluntad de la persona que va a tener un niño", al mismo tiempo que intentan "evitar un último punto de conflicto" que se puede producir con los progenitores.

"LO NORMAL Y LÓGICO ES QUE SE CONSULTE"

Zapatero afirmó que "lo normal" y "lo lógico" es que las jóvenes que se queden embarazadas "se lo comuniquen a sus padres" y se mostró convencido de que es "lo que sucede en la mayoría de los casos". Sin embargo, apuntó que puede ocurrir que la menor piense que sus padres van a "tener una presión para que ella no decida libremente" y subrayó que es en este punto en el que la ley pretende "preservar la máxima autonomía" y evitar ese "supuesto minoritario" de conflicto.

El presidente explicó que este punto de la ley "no se ha debatido" en el seno del PSOE pero reconoció que él se lo ha "planteado" a nivel personal, ya que tiene dos hijas de quince y trece años. Su conclusión, dijo, es que hay que hacer que "la confianza entre padres e hijos sea lo que prime por encima de todo", pero que en "última instancia" hay que "pensar quién es la persona que asume la responsabilidad de tener un hijo no deseado dentro de los plazos de la ley".

Además, el jefe del Ejecutivo recalcó que la ley tendrá su trámite parlamentario. "Lógicamente la perfeccionaremos", afirmó Zapatero, para después asegurar que su deseo es que la ley tenga "el máximo consenso" y el asunto "se despolitice lo máximo posible".

"Se trata de una situación que siempre es dura, difícil, para cualquier mujer y tenemos que combinar todos los elementos que hay en conflicto: la intimidad, la libertad de la mujer y por supuesto la protección a una vida, que es una expectativa", dijo.