El Ayuntamiento de Córdoba adoptará medidas para acabar con la mendicidad de mujeres acompañadas de menores

Actualizado 18/01/2012 19:48:41 CET

CÓRDOBA, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Córdoba ha comenzado a trabajar para definir una serie de actuaciones encaminadas a acabar con la mendicidad de mujeres que van acompañadas de sus hijos menores de edad, bebés en muchos casos, según han anunciado este miércoles las delegadas municipales de Seguridad y Movilidad, Ana María Tamayo, y de Familia, Educación e Infancia, María Jesús Botella.

Ambas han informado en un comunicado de que esta cuestión es la que se ha tratado este miércoles en una sesión de trabajo conjunta entre distintas instituciones, con objeto de profundizar en el análisis y posibles intervenciones ante este fenómeno, "que preocupa en gran medida en la ciudad".

A la reunión, convocada por Tamayo, han asistido, además de Botella, la delegada para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía en Córdoba, Silvia Cañero, y el jefe provincial de la Unidad de Policía Nacional adscrita a la Comunidad Autónoma, Santiago Dueñas, acompañados por los responsables de distintas competencias municipales y autonómicas.

Según han explicado Tamayo y Botella, la puesta en común de las diversas actuaciones y distintas perspectivas de una misma realidad han sido la base para un conocimiento más exacto de la situación en que se encuentran los menores que van con sus madres mientras éstas ejercen la mendicidad en distintas zonas de la ciudad.

Durante el encuentro se ha apuntado que la mendicidad no supone infracción penal, y tampoco lo es ir acompañadas de sus hijos en esta actividad, por lo que la actuación policial es muy limitada, siendo los Servicios Sociales Municipales y los Servicios de Prevención y de Protección de Menores de la Junta los que comprueban que estos bebés no se encuentren en situación de desamparo y ofertan recursos para que estos pequeños pasen el horario escolar en espacios socioeducativos adecuados.

Sin embargo, "el hecho de que las personas que mendigan con sus hijos en brazos, frente a las que lo hacen solas obtengan una mayor aportación económica de los viandantes al despertar su compasión ante un niño pequeño, impide que muchas de estas mujeres abandonen esta práctica y continúen con sus niños, a pesar de los servicios disponibles para los pequeños", han subrayado las responsables municipales.

Por ello, esta reunión de trabajo ha marcado las líneas para un trabajo de sensibilización que pondrá en marcha el Ayuntamiento, conjuntamente con la Administración autonómica, para que la ciudadanía conozca esta situación, "se evite que los menores sigan siendo un reclamo para una mayor recaudación y ello permita que no tengan que pasar las horas en brazos de sus madres mientras mendigan, sino que permanezcan en espacios adecuados para su atención y cuidado".