Actualizado 24/01/2010 22:34 CET

Bernuy y Campo de San Pedro no presentarán candidatura

SEGOVIA, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ayuntamiento de Campo de San Pedro (Segovia) anunció esta noche que no presentará su candidatura para albergar la instalación del almacén de residuos nucleares que proyecta el Ministerio de Industria por la "presión social" y por "el desconocimiento del proyecto por parte de los alcaldes".

El anuncio, a través de un comunicado recogido por Europa Press, se produce el mismo día en que otro ayuntamiento segoviano, el de Bernuy de Porreros, decidiera renunciar a acoger en el municipio el Almacén Temporal Centralizado (ATC) tras una asamblea en la que los vecinos expresaron de forma mayoritaria su rechazo a la instalación.

El alcalde de Campo de San Pedro, el socialista José Antonio Martín, señala en el comunicado que "debido a la presión social recibida principalmente por la gente que no vive a diario en la comarca y por el desconocimiento del proyecto por parte de los alcaldes, este ayuntamiento ha decidido definitivamente que no presentará la candidatura a la instalación de la ATC".

Con esta renuncia, la corporación de la pequeña localidad segoviana, con 380 vecinos censados, anula la convocatoria de una consulta popular que iba a realizar el próximo martes 26 de enero y a la que estaban convocados todos los residentes del pueblo.

Pese a la decisión de no presentar la candidatura, el alcalde señala que, a juicio "de todos los concejales", la instalación en Campo de San Pedro del almacén nuclear "es una oportunidad que vamos a dejar pasar".

"La intención de este ayuntamiento nunca ha sido crear un enfrentamiento entre los habitantes y visitantes de la zona. Lo único que se ha pretendido es dar un impulso a la desesperada al municipio y a la comarca", indica el comunicado. "Prácticamente todos los concejales estamos convencidos de la seguridad, del desarrollo y de la creación de los puestos de trabajo que nos podría suponer este proyecto. Seguimos pensando que es una oportunidad que vamos a dejar pasar", añade el escrito.

El ayuntamiento explicó además que la corporación se estuvo interesando por el ATC, y el Parque Tecnológico y Vivero de Empresas asociado a la instalación, porque "nos parece una buena oportunidad de desarrollo para toda la comarca, e intentar revertir la tendencia a la constante decadencia que estamos sufriendo"; una situación que se refleja en que "cada día tenemos menos niños en las escuelas, menos días de médico, y las carreteras con más baches", indica la corporación.

El alcalde subrayó, en nombre de la corporación, que las administraciones les "tienen totalmente olvidados" porque "sólo les preocupa los pueblos cabecera de comarca". Asimismo, admitió que la pretensión municipal de acoger el ATC había creado una "alarma social" en la zona. "Hemos cometido muchos errores y tampoco hemos tenido tiempo material a la hora de explicar el proyecto y hemos creado una alarma social en la zona", añaden.

Conocido el interés del ayuntamiento, el sábado un centenar de vecinos de la comarca nordeste de la provincia se concentraron a frente a la casa consistorial para protestar por la iniciativa municipal. Los manifestantes, que fueron convocados a través de correos electrónicos y mensajes telefónicos, corearon frases en contra del "cementerio" nuclear, portando una pancarta en la que podía leerse "No al cementerio nuclear en el nordeste. ¿desarrollo rural?... Así no".

Pese a la protesta, el sábado el alcalde anunció que el ayuntamiento iba a seguir adelante con el proceso, con la convocatoria de la consulta popular, que ha quedado anulada tras la decisión adoptada este domingo de no presentar candidatura para optar al ATC que gestionará la empresa pública Enresa.