Actualizado 23/10/2009 18:56 CET

Caamaño:"Los jueces deben aclarar quién asume el caso"

LUXEMBURGO, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, dijo este viernes que el Gobierno "ha hecho todo lo que tenía que hacer" capturando a dos presuntos piratas acusados del secuestro del pesquero español 'Alakrana' y poniéndolos a disposición de la justicia y resaltó que ahora corresponde a los jueces "resolver" quién tiene competencia para juzgar a uno de ellos, 'Abdu Willy', sobre cuya edad persisten las dudas.

"El Gobierno ha hecho todo lo que tenía que hacer, capturar a los piratas y ponerlos en manos de la justicia. Por tanto, ahora es a los jueces a quienes corresponde clarificar e interpretar la ley y aplicarla", dijo Caamaño al ser preguntado por la decisión del juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz de inhibirse de la causa al no tener la "seguridad plena" de que el presunto pirata tenga 18 años.

"Desde ese punto de vista, el Ministerio de Justicia nada tiene que decir. Es una cuestión estrictamente judicial que a los jueces corresponde resolver", insistió Caamaño.

El ministro de Justicia atribuyó los problemas para determinar quién es el juez competente para hacerse cargo de este caso a que se trata de "la primera vez que en nuestro país se tiene que enjuiciar a un menor por delito cometido fuera de nuestras fronteras". "Todo lo nuevo, sin duda plantea problemas de interpretación. Pero insisto, en todo caso es un tema que han de resolver los tribunales de justicia", señaló.

Caamaño se mostró convencido de que ni la captura de los dos piratas ni los problemas para determinar quién debe juzgar a 'Abdu Willy' influirán en las negociaciones para liberar al 'Alakrana'. "Nada tiene que ver con lo que pueda ocurrir respecto a la liberación o la negociación que se mantenga con los secuestradores", afirmó al término de una reunión de ministros de Justicia de la UE.

El ministro de Justicia rechazó avalar las pruebas científicas realizadas por orden de la fiscalía, que muestran que el presunto pirata es mayor de edad. Insistió en que el ministerio fiscal "ha actuado autónomamente" y que él desconoce las pruebas. Los jueces, reiteró, "tendrán la última palabra y tomarán, espero que lo antes posible, decisiones al respecto".

Sin embargo a su entrada a la reunión, Caamaño había negado que hubiera "lío" en la gestión del caso y atribuyó a dificultades técnicas los problemas para determinar su edad. En todo caso, Caamaño insistió en que las últimas pruebas médicas demuestran que es mayor de edad y que por tanto su caso debe llevarlo la Audiencia Nacional.

"No es un lío, sencillamente es un problema de pruebas médicas distintas, y las de mayor intensidad han confirmado la mayoría de edad en una situación difícil técnicamente de determinar", dijo el ministro de Justicia.