Cerca de cien personas, dos medios aéreos y 24 vehículos trabajan bajo la lluvia para controlar el incendio de Llutxent

Incendio en Llutxent
CONSORCIO PROVINCIAL DE BOMBEROS
Publicado 10/08/2018 14:40:22CET

   VALÈNCIA, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Alrededor de un centenar de personas, dos medios aéreos y 24 vehículos trabajan este viernes para controlar el incendio declarado el pasado lunes en la localidad valenciana de Llutxent y que ha calcinado más de 3.000 hectáreas de siete términos municipales, en una mañana en la que la lluvia "contribuye de manera positiva a las tareas de extinción", según ha informado el 112 a través de Twitter.

   Después de que durante la mañana se haya desmovilizado a la Unidad Militar de Emergencias (UME) --que ha llevado a cabo un repliegue escalonado de sus bases-- y las Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales (BRIFF), continúan los trabajos aéreos para dar por controlado el incendio (está estabilizado), donde trabajan cerca de un centenar de personas, según datos del Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia.

   A los efectivos del Consorcio, Divalterra y bomberos forestales de la Generalitat se les suman en estas labores 24 vehículos y dos medios aéreos de la Generalitat. La noche ha sido tranquila, sin ninguna reproducción, según ha señalado el Consorcio, que espera dar por controlado el fuego.

   Los trabajos se enmarcan en una mañana de lluvia con intensidad entre débil y moderada que ha dejado, entre las 7.00 y 10.00 horas hasta 19,8 litros por metro cuadrado en la estación de Barx, según ha indicado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) a través de Twitter.

   El Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia (CPBV) ha agradecido el reconocimiento por parte los Ayuntamientos de las localidades afectadas por el incendio a los servicios de emergencia que han trabajado para su control.

   "Después de cuatro intensas jornadas, para nosotros es un premio que los alcaldes nos agradecieran nuestro trabajo. A pesar de la tragedia y tensión que supone siempre un incendio como este, tenemos que recordar que nuestra máxima prioridad siempre es salvaguardar las vidas de las personas. Lo hemos conseguido a pesar de que tenemos que lamentar los terribles daños materiales y medioambientales provocados", ha destacado en un comunicado el presidente del Consorcio, Josep Bort.

   "Somos nosotros quien tenemos que agradecer el alto grado de civismo y empatía que hemos recibido los servicios de emergencia por parte de las instituciones y la ciudadanía. No es fácil hacerse entender por personas que tienen que abandonar sus viviendas o que ven como se está perdiendo su entorno natural. Nos ha sorprendido positivamente", ha apuntado Bort.

FUERA DE TURNO

   El presidente del Consorcio también ha agradecido la profesionalidad de todos los medios intervinientes, "no todos visibles pero sí necesarios" y la disponibilidad de numerosos bomberos del Consorcio "que estaban fuera de turno o incluso de vacaciones estivales y no han dudado a movilizarse ante la magnitud de la emergencia".

   El teléfono de emergencias 112 Comunitat Valenciana ha recibido desde que se declaró el lunes el incendio hasta este viernes un total de 670 telefonadas. Solamente el miércoles, con el desalojo de Pinet y urbanizaciones, la cifra llegó a las 200.