20 de febrero de 2020
 

Consejos imprescindibles de seguridad en las playas

Actualizado 21/06/2017 10:59:10 CET
Consejos imprescindibles de seguridad en las playas
EUROPA PRESS

MADRID, 7 Jul. (EDIZIONES) -

Ya es verano y empieza a haber grandes afluencias de gente en las playas. Por este motivo, la Guardia Civil y la Cruz Roja lanzan algunos consejos de seguridad en el mar con la presencia de medusas y con los distintos tipos de oleaje, y ofrecen recomendaciones con el cuidado del sol y con los robos de objetos personales.

¿QUÉ DICEN LAS BANDERAS DE SEÑALIZACIÓN?

Los bañistas han de respetar la señalización de las banderas en las playas por su seguridad, ya que indican el nivel de peligrosidad de la marea y de la presencia de medusas en el agua. Existen varios tipos de bandera:

1. ROJA: baño prohibido.

2. AMARILLA: baño peligroso (se recomienda que el agua no sobrepase la altura de la cintura).

3. VERDE: baño sin peligro.

4. BANDERA DE MEDUSAS: avisa de la presencia de medusas en el mar y va acompañada de otra bandera de color amarillo.

5. BANDERA NEGRA: las banderas de color negro indican que la playa se encuentra cerrada al público debido al mal estado del mar y de la arena, suponiendo en ambos casos un grave riesgo para la salud.

Además, la organización advierte:

1. No intentes nadar en contra de la corriente: si te sientes arrastrado por una corriente, nada paralelamente a la playa y, una vez que salgas de la corriente, nada hacia la orilla.

2. Evita bañarte mientras estés "haciendo la digestión": es recomendable esperar un tiempo aproximado entorno a dos horas (especialmente tras comidas copiosas) para prevenir el "corte de digestión".

3. Uso de objetos hinchables: pelotas, colchonetas y flotadores son muy ligeros y pueden irse fácilmente mar adentro o volcar. Por lo que la entidad recomienda no usarlos si no se sabe nadar.

¿QUÉ HAY QUE HACER CUANDO OCURRE UN ACCIDENTE?

Cuando ocurra un accidente en piscinas o playas, Cruz Roja insta a actuar con "orden y serenidad" ya que, lo siguientes minutos son vitales para la víctima. La organización informa del esquema de conducta PAS (Proteger, Avisar y Socorrer) ante accidentes.

PROTEGER EL LUGAR DEL ACCIDENTE

Haz seguro el lugar con el objetivo de evitar que se produzca un nuevo accidente. Según la situación, será necesario avisar a los bañistas del peligro existente (corrientes, medusas, etc.), balizar la zona para informar de la existencia de cristales en la arena, o piedras a poca profundidad, etc.

Recoge información sobre lo ocurrido: habla con las personas que hayan podido presenciar el accidente.

AVISAR A LOS SERVICIOS DE EMERGENCIA

Pide ayuda: si existe servicio de vigilancia y salvamento en la zona, pide ayuda (o envía a alguien a pedirla) al puesto de socorro más próximo.

Llama al 112: si no existe servicio de vigilancia y salvamento, y según la gravedad de la situación, llama al teléfono de emergencias 112. Si la situación no reviste gravedad, acude al Centro de Salud más próximo.

Informa claramente: explica lo que ha pasado indicando el lugar exacto del accidente. Informa del número de heridos y de su estado aparente.

QUÉ HACER EN CASO DE AHOGAMIENTO

En caso de ahogamiento, el SAMUR ofrece una serie de recomendaciones básicas sobre cómo actuar:

1. Comprueba si la víctima respira y llama a los servicios de emergencia. Verifica si su pecho se infla o si se siente su respiración acercando la cara a su boca.

2. Si la persona no respira, inicia maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP).

3. Insufla aire lentamente y regularmente en su boca verificando que su pecho se infle. Mientras tanto, manten su cabeza inclinada hacia atrás.

4. Manten la temperatura corporal de la víctima tapándola con mantas hasta la llegada de los servicios de emergencia.

5. Coloca a la víctima en posición lateral para evitar que no se asfixie si empieza a vomitar.

SOCORRER A LOS HERIDOS

A nivel general, ante cualquier tipo de accidente en la playa, es recomendable seguir los siguientes pasos para auxiliar a las víctimas:

1. Asegura el lugar de los hechos. Elimina los peligros que amenacen tu seguridad, la del paciente o la de las personas que ahí se encuentren.

2. Comprueba el estado de consciencia de la víctima. Arrodíllate a la altura de los hombros de la víctima y sacúdelos con suavidad. Acércate a su cara y pregúntale en voz alta si se encuentra bien: Si responde, deja a la víctima en la posición en que se encuentra y pasa a realizar una valoración secundaria, poniendo solución a los problemas que vayas detectando. Si no responde...

3. Grita pidiendo ayuda sin abandonar a la víctima y colócala en posición de reanimación: boca arriba con brazos y piernas alineados sobre una superficie rígida y con el tórax al descubierto.

4. Abre la vía aérea. Coloca una mano sobre la frente y con la otra tira del mentón hacia arriba, para evitar que la lengua impida el paso del aire a los pulmones.

5. Comprueba si la víctima respira normalmente manteniendo la vía aérea abierta (ver, oír, sentir durante no más de 10 seg.). Si la víctima respira normalmente:

- Colócala en posición lateral de seguridad.
- Llama al 112 o busca ayuda.
- Comprueba periódicamente que sigue respirando.

6. Si la víctima no respira normalmente pide ayuda, llama al 112 o pide a alguien que lo haga e inicia 30 compresiones torácicas en el centro del pecho.

7. Realiza dos insuflaciones con la vía aérea abierta (frente-mentón). Si el aire no pasa en la primera insuflación, asegúrate de estar haciendo bien la maniobra frente-mentón y realiza la segunda insuflación, entre o no entre aire.

8. Alterna compresiones. Realiza insuflaciones en una secuencia 30:2 (30 compresiones y 2 insuflaciones) a un ritmo de 100 compresiones por minuto.

9. No interrumpas hasta que la víctima inicie respiración espontánea, te agotes o llegue ayuda especializada.

10. Ante hemorragias, Cruz Roja informa de sentar o tumbar a la víctima (puede sufrir un desvanecimiento y causar nuevas heridas), elevar sus piernas y presionar su herida con fuerza durante 10 minutos.

CONSEJOS PARA QUE NO TE ROBEN EN LA PLAYA

Además de la prevención que se debe tener en el agua, el portal de Seguridad General recomienda seguir estos consejos para evitar los robos de objetos personales en la playa.

1. No dejar a la vista dinero ni dispositivos electrónicos.

2. Evitar llevar dinero efectivo y llevar en su caso una tarjeta.

3. No llevar joyas ni objetos de valor.

4. Evitar dejar solas las pertenencias.

5. Estar pendiente de los vendedores ambulantes. Muchos se hacen pasar por éstos para ofrecer productos en las playas y mientras tratan de convencer para comprar algo, quizás, cómplices suyos se apoderen de pertenencias sirviéndose del despiste.

6. Si estás en una terraza, evitar dejar el teléfono móvil a la vista sobre la mesa, con independencia si hay vigilancia o no, dado que pueden robarlo con la técnica del periódico (dejar una prenda o periódico encima del dispositivo).

En verano hay determinadas ciudades y zonas que concentran a grandes cantidades de gente. Por este motivo y para evitar que niños pequeños se puedan perder entre la multitud, la Policía Nacional recomienda que padres o progenitores apunten en lugares visibles, como el brazo o la mano de niños, o en una pulsera el número de móvil para que el desconocido, socorrista o agente de policía que lo encuentre pueda contactar con quien se hacía cargo de él.