¿Qué fenómenos pueden poner en riesgo a España en materia de Protección Civil?

Un especialista de UME, miembro del equipo Asesor del Mecanismo Europeo de Protección Civil en Mozambique tras el ciclón
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 30/04/2019 16:31:15CET

   MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Inundaciones, incendios, terremotos, maremotos, volcanes, meteorológicos adversos, accidentes en instalaciones peligrosas o con sustancias químicas y riesgos nucleares son los principales riesgos que afectan a España, según la Estrategia Nacional de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior, que publica este martes el Boletín Oficial del Estado (BOE).

   La Estrategia incluye las actuaciones que competen a la Administración General del Estado en el ámbito de la Protección Civil y se constituye como un instrumento más de la Estrategia de Seguridad Nacional ante emergencias y catástrofes.

   El documento incorpora el concepto de "seguridad humana" de forma desde la consideración de la Administración como prestadora de servicios públicos, se considera a los individuos como referentes centrales de su acción y profundiza en la generación de una verdadera resiliencia social.

   La Estrategia ha sido publicada en el BOE tras ser aprobada con el respaldo de las comunidades autónomas y de la Administración Local, representadas en el Consejo Nacional de Protección Civil.

   Esta era una de las cuestiones pendientes previstas en el desarrollo de la Ley 17/2015 Estrategia de Seguridad Nacional y el Ministerio del Interior señala que su aprobación era básica para reforzar el Sistema Nacional de Protección Civil. La Estrategia describe el contexto global de la seguridad frente a emergencias y catástrofes, el contenido de la Estrategia de Seguridad Nacional en relación a la Protección Civil, así como los riesgos y amenazas más relevantes para la Protección Civil española.

   En concreto, se refiere a inundaciones, incendios forestales, terremotos y maremotos, riesgos volcánicos, fenómenos meteorológicos adversos, accidentes en instalaciones o procesos en los que se utilicen o almacenen sustancias peligrosas, transporte de mercancías peligrosas por carretera y ferrocarril, riesgo nuclear y radiológico, al tiempo que establece las líneas de acción para actuar frente a los riesgos y amenazas.

   De este modo, analiza la potencialidad de riesgo de cada uno de estos factores, la recurrencia con la que ocurren en el tiempo en España y define los instrumentos, acciones, actuaciones prioritarias y normativa a seguir en la gestión en caso de que se produzca cualquiera de estos riesgos.

   La Estrategia Nacional de Protección Civil se aprobará cada cinco años cuando así lo aconsejen las modificaciones de la Estrategia de Seguridad Nacional.

   Al mismo tiempo, esta guía de actuación tiene en cuenta la diverisdad social, afronta nuevos escenarios y profundiza entre generar una verdadera resiliencia social, que incorpore entre los factores potenciadores del riesgo aquellos condicionantes sociales, económicos o personales que pueden situar a las personas en una situación de especial vulnerabilidad ante las catástrofes y emergencias.

   Por otro lado, pone de manifiesto también la "clara identidad europea, Mediterránea y Atlántica" de España que confiere una dimensión internacional a su protección civil y que proyecta hacia el exterior la solidaridad del conjunto de la sociedad española a la hora de cooperar para prevenir, aliviar y paliar los efectos de los desastres que afecten a otros países.

   También tiene en cuenta factores transversales como son el cambio climático, la situación y evolución demográfica, las características geográficas y ambientales de nuestro país o la vulnerabilidad social y personal ante catástrofes y emergencias.

Contador