Freia David, ejemplo de inclusión laboral al estar 32 años trabajando en McDonalds

Actualizado 09/09/2016 16:56:51 CET
Down España
DOWN ESPAÑA

MADRID, 9 Sep. (EDIZIONES) -

En 1984 Freia David comenzaba a trabajar en uno de los restaurantes de la cadena McDonalds en Boston (EEUU), como parte de un programa de de inserción laboral para personas con discapacidad intelectual.

Su caso es un buen ejemplo de inclusión y demuestra que las personas con síndrome de Down pueden disfrutar de una vida laboral estable y exitosa. Entró de prácticas en McDonalds por un periodo de seis meses que superó con aplomo, y después pasó a ser la encargada del proceso de freír y servir las patatas fritas.

Sus compañeros la describen como una persona alegre, responsable y buena profesional. Destacan su compañerismo y ganas de trabajar, siempre llegaba puntual y atendía con una sonrisa a los clientes.

A sus 52 años, Freia solicita la jubilación anticipada pues su madre, Anneliese, ha notado que su hija empieza a sufrir algunas faltas de memoria. En las personas con síndrome de Down, el Alzheimer se manifiesta con precocidad al igual que los signos de envejecimiento.

"El trabajo había sido mi vida", reconoce la ex trabajadora. Al anunciar que abandonaba su puesto de trabajo los gerentes del restaurante organizaron una fiesta de despedida y así celebrar sus 32 años de trabajo. Al homenaje, que se celebró el pasado 29 de agosto, acudieron más de 100 personas entre compañeros, familia, clientes y buenos amigos.