Actualizado 03/06/2007 16:29 CET

El Gobierno pondrá en marcha en verano un teléfono de tres cifras para casos de emergencia por violencia de género

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno pondrá en funcionamiento este verano un servicio gratuito de atención telefónica, que funcionará las 24 horas del día a nivel estatal, para atender las llamadas de emergencia relacionadas con violencia de género, según informaron a Europa Press en fuentes oficiales.

El servicio tendrá un número de tres dígitos, al igual que o con el 112 de coordinación de emergencias, los 091, 062 o 080 de Policía, Guardia Civil y Bomberos, con el fin de favorecer su memorización por parte de las potenciales usuarias.

Este servicio telefónico es una de las Medidas Urgentes aprobadas por el Consejo de Ministros el pasado 15 de diciembre para combatir la violencia de género, en el marco de la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral.

El servicio se adjudicará a concurso previsiblemente a lo largo del mes de junio y atenderá todas las llamadas que se realicen desde cualquier punto de España en castellano, catalán, gallego, vasco, inglés y francés. Según las mismas fuentes, garantizará la accesibilidad del servicio para personas con discapacidad sensorial y garantizará la confidencialidad de los datos de los usuarios.

SERVICIOS 24 HORAS AL DÍA

A través del teléfono, se ofrecerán servicios como atención y derivación de llamadas de emergencia, información actualizada sobre los derechos de las víctimas y recursos disponibles para su atención: empleo, servicios sociales, ayudas económicas, recursos de información y de asistencia.

Además, ofrecerá asesoramiento jurídico todos los días del año, con el fin de resolver de forma inmediata las consultas que se efectúen sobre violencia de género en materia de derecho Penal, Derecho Civil de Familia y derecho del Trabajo. En su caso, los responsables de la línea informarán a las mujeres víctimas de violencia sobre otros programas y recursos existentes para una intervención directa, servicios específicos de intervención legal inmediata y turnos de oficio.

Por último, el servicio telefónico se completará con un sistema de asistencia jurídica especializada a través del web de la Delegación de Gobierno contra la Violencia sobre la Mujer, que se pondrá en funcionamiento a lo largo de este mes.

UNA TREINTENA DE MUJERES ASESINADAS

Al menos 29 mujeres han fallecido por violencia machista en lo que va de año. El último caso tuvo lugar el pasado viernes, con el asesinato de una rumana, presuntamente a manos de su ex marido, que le asestó varias puñaladas.

El día anterior, la Policía halló Los cadáveres de dos jóvenes de menos de 30 años, un chico y una chica, fallecidos a causa de las heridas mortales de una escopeta de caza. Los investigadores sospechan que se trata de un nuevo crimen pasional que, de confirmarse, elevaría a la treintena el número de mujeres muertas por violencia de género.

Estos casos se unen al homicidio múltiple cometido el pasado lunes en la localidad castellonense de la Pobla de Vallbona, en el que dos mujeres, madre e hija, fallecieron degolladas por el ex novio de esta última. Además, un familiar de ambas también falleció por las quemaduras que sufrió tras el incendio provocado en su vivienda por el supuesto homicida.

El Defensor del Pueblo reconoció esta semana, en su informe correspondiente a 2006, su "frustración" por los resultados en la lucha contra la violencia de género, teniendo en cuenta el "ligero incremento" registrado en el número de mujeres muertas a manos de sus parejas y ex parejas.

Sin embargo, el Defensor considera que la respuesta de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado es "positiva" dado que el 66,7 por ciento de los asesinos fueron detenidos tras cometer el crimen. Tan sólo el 1,45 por ciento logró huir, mientras que el resto se suicidó.

Por su parte, el pasado jueves, el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, propuso hoy la realización de un estudio criminológico sobre la situación actual de la violencia de género, que permita tomar nuevas medidas contra este problema y mejorar la tutela judicial a las víctimas.