El IES San Juan de la Cruz denuncia "acoso mediático"

Actualizado 27/04/2010 15:39:53 CET
Actualizado 27/04/2010 15:39:53 CET

El IES San Juan de la Cruz denuncia "acoso mediático"

MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El IES San Juan de la Cruz, en Pozuelo de Alarcón, que este lunes por la tarde cambió su normativa interna para prohibir el uso del velo en clase, y así evitar que la joven Najwa pudiese entrar en dicho centro, denunció hoy que "se ha visto inmerso en una cuestión de acoso mediático en una situación de indefensión total".

Este centro era uno de los que se barajaban desde un principio cuando la alumna de origen musulmán, que fue apartada de sus compañeros en el IES Camilo José Cela por acudir con el 'hiyab', se planteó el cambio de instituto para poder continuar con sus clases y con el derecho a ir con su velo islámico.

En un comunicado, el centro señala que no se ha recibido, con respecto al tema Najwa, desde el comienzo de la situación hasta la fecha de hoy, "ninguna instrucción de la Comunidad de Madrid" y que la Dirección ha solicitado, "repetidas veces", a instancias superiores de la Comunidad de Madrid, "una clarificación sobre el tema".

Y es que, en su opinión, "sin buscarlo ni provocarlo, siendo ejemplo el IES San Juan de la Cruz de aplicación de norma y criterio en la convivencia y mediación en la resolución de conflictos, este centro se ha visto inmerso en una cuestión de acoso mediático en una situación de indefensión total".

"Pedimos a todos la misma actitud de serenidad que la Dirección, junto con su Equipo Directivo y Comunidad Educativa, está manteniendo en beneficio de la imagen de la enseñanza pública, del centro y, sobre todo, de los alumnos que son nuestro objetivo fundamental", apuntan, al tiempo que añaden que cuando "no se tienen en cuenta el interés general y las consecuencias de los actos, la realidad nos acaba pasando por encima a todos".

Con el fin de proteger los derechos educativos de los alumnos, "de no contribuir a una segregación de éstos por centros, ni a la creación de guetos, y tratando de lograr un clima adecuado de convivencia que haga posible la enseñanza por parte del profesor y el aprendizaje por parte de los alumnos", el centro ha cambiado su normativa, explica.

Así, en virtud de la autonomía que la Ley Orgánica 2/ 2006, de Educación y el Decreto 15/2007, de 19 de abril, por el que se establece el marco regulador de la convivencia en los centro docentes de la Comunidad de Madrid, le confieren y basándose en los artículos 202 y 212 del Reglamento de Régimen Interior del IES San Juan de la Cruz (R.R.I.), han modificado los artículos que hacen referencia a la vestimenta "considerando que no causa perjuicio a ningún miembro de la Comunidad Escolar".

En este sentido, se ha procedido a modificar el artículo 66 y el 72 de las Normas de Conducta de los alumnos del IES, en una reunión extraordinaria del Consejo Escolar que tenía sólo esto como punto del día. Y todo, "mientras no exista un marco regulador superior que determine, con carácter general, las pautas de actuación y evite el pronunciamiento de los consejos escolares sobre cuestiones tan complejas y sensibles como las relativas a cultura o religión".

A propuesta de la mayoría absoluta de sus miembros, se procedió a precisar la redacción de dichos artículos (con quince votos a favor y una abstención). Por ejemplo, el primero de ellos recoge, a partir de ahora, que la higiene y el atuendo de todos los miembros de la comunidad educativa "serán acordes con una actitud de respeto a los demás".

"La vestimenta será la adecuada para asistir a un centro educativo (eso excluye, por ejemplo, símbolos no constitucionales, mostrar la ropa interior, acudir en bañador a clase, etc.). En los espacios cerrados no se permitirá llevar la cabeza cubierta con gorras u otras prendas, excepto por razones médicas debidamente justificadas", añaden.

En cuanto al artículo 72, se recoge que el IES, como centro educativo y como bien social, "es responsabilidad de todos y cada uno de los componentes de la comunidad educativa, sin que nadie pueda eludirla o sentirse ajeno a esta exigencia". "Asimismo, los miembros de la comunidad educativa son responsables de cuidar de sus bienes personales con la debida diligencia", apostillan.