La igualdad de género, protagonista en la cooperación entre España y Noruega

Actualizado 01/04/2016 13:19:53 CET
La igualdad de género, protagonista en la cooperación entre España y Noruega
EUROPA PRESS

Ambos países trabajan unidos para conseguir el equilibrio de género en la alta dirección de empresa

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e igualdad, a través del Instituto de la mujer y para la Igualdad de Oportunidades y la Oficina de la Defensora del Pueblo y contra la Discriminación de Noruega, han celebrado hoy, en el centro cultural Caixaforum de Madrid, la conferencia "Hacia el equilibrio de género en la dirección de empresas: oportunidades y retos".

Una jornada enmarcada dentro del programa conjunto en el que a través de los fondos del Espacio Económico Europeo ambos países colaboran promoviendo la igualdad de género y conciliación de la vida personal, laboral y familiar con la coordinación especial de la Real Embajada de Noruega.

Dirigida a personal directivo, CEO's y principales responsables de adoptar decisiones  en materia de equilibrio de género en puestos de alta responsabilidad en las empresas, la jornada ha reunido a los principales actores implicados en esta lucha, empezando por la Directora del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades, Rosa Urbón, quien ha abierto el turno de conferencias poniendo de manifiesto la repercusión directa que existe entre el progreso en la paridad de género y la subida del PIB. "Un país no puede ser sostenible si no reconoce la capacidad del 50 % de su población que representas las mujeres. España va un paso por detrás en la concienciación de lo rentable que puede llegar a ser la igualdad de género, progresando en la paridad de género subiría un 11% el GDP. La diversidad de género en las empresas o puestos de responsabilidad aporta muchos beneficios: una mejor gestión, mayor innovación y mejor clima laboral. Avanzar en esta materia es un objetivo prioritario para el gobierno desde hace cuatro años. Aún queda mucho por hacer pero en los últimos años el número de mujeres en los consejos de administración de las compañías ha aumentado en un setenta por ciento, un dato que va ligado al de tituladas universitarias, un sesenta por ciento".

A pesar de estas cifras, todavía vamos un paso por detrás de Noruega, aunque su embajador en España, Johan Vibe, admite que el país nórdico también tiene mucho que aprender de los españoles en materia de igualdad de género. "Noruega ha hecho más trabajo legislativo que España en torno a la conciliación familiar, sin embargo España es una referencia para nosotros en este sentido por su cultura familiar y la implicación y colaboración de todos sus miembros en las tareas". Así como en el tema de violencia de género donde, según el embajador, "España es un referente a seguir para Noruega".

En Noruega el ochenta por ciento de las mujeres trabajan, pero su recorrido en la empresa no termina de ser el mismo que el de los hombres. Para la Directora del Instituto Noruego de Administración y presidenta de la Confederación Europea de Asociaciones de Directores Turid Elisabeth Solvang, el proceso sigue siendo muy lento. "Es complicado, tiene que pasar mucho tiempo para poder hablar de equilibrio de género como un hecho real, pero con suerte en no más de una generación se habrá conseguido, hay que trabajar duro" confiesa.

Una de las cuestiones que se han puesto sobre la mesa en la conferencia ha sido las renuncias que las mujeres tienen que hacer para llegar a altos cargos en sus empresas, sin embargo, al contrario de los que muchos piensan, Solvang considera que "tener varios hijos es totalmente compatible con ocupar un puesto de trabajo alto". Algo que  también ha corroborado la ponente española María del Mar Martínez, Socia-Directora en la oficina de McKinsey & Company de Madrid.

Con la misma positividad ha hablado Anita Krohn Traaseth, CEO y Directora General de Innovation Norway desde 2014. "La diversidad en los procesos de innovación es la clave, diversidad de género y cultural" afirma. "Cuando una empresa necesita innovar todo el mundo tiene que contribuir, las mujeres, la gente joven, ese es uno de los objetivos de Noruega" añade. Para la escritora y blogera las mujeres son necesarias en los cambios instrumentales que tienen que producirse. Tres de cada diez empresarios es una mujer en Noruega, pero la mayoría lo son por cuenta propia, es decir, son autónomas.

"En Noruega por ejemplo los políticos y el gobiernos trabajan para mejorar las bajas por maternidad y paternidad, pero también los directores de las compañías tienen que trabajar en ello" aclara la experta en comunicación. La 'generación millennials', aquellos que han nacido en la revolución digital, la cuarta industrial, son los encargados de cambiar la situación, "aprender a crear puestos de trabajo" puntualiza. A pesar de estas esperanzas, Krohn coincide con su compañera en que "el verdadero equilibrio", ese por el que ambos países luchan, "está todavía lejos de ser alcanzado".

Para leer más