Mari Luz.- Cortés dice que Tirado "no han tenido el pudor de respetar" el aniversario de su desaparición

Actualizado 14/01/2009 17:11:12 CET

MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El padre de la pequeña Mari Luz, Juan José Cortés, indicó hoy que el juez sevillano Rafael Tirado "no han tenido el pudor ni la sensibilidad de respetar" el primer aniversario de la desaparición de la pequeña, al anunciar este mismo día su apoyo al resto de jueces difundiendo un comunicado en el que asegura que está completamente de acuerdo con la huelga convocada por sus compañeros.

Así explicó a Europa Press Cortés, quien aseguró que los jueces "no tienen derecho a ponerse en huelga porque pertenecen a un poder del Estado", a lo que añadió que esta actitud es "un símbolo de que se ha rebajado la autoestima de los jueces al ponerse al nivel de cualquier otro funcionario", destacando que estas declaraciones las realiza "desde el máximo respeto" hacia otros trabajadores.

Asimismo, el padre de la niña indicó que el poder judicial "debe mantener su estatus", al mismo tiempo que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) "tomar las medidas oportunas", e indicó que los jueces "deberían discutir estas cuestiones en un tono adecuado y no ante los ciudadanos poniéndose en huelga ya que defraudarán su confianza en la justicia".

Cortés, 24 horas después de que se cumpliera un año de la desaparición de la pequeña, indicó que el día de ayer fue "muy doloroso y en silencio" ya que ha perdido una hija "injustamente" y recalcó que el poder judicial actual "no respalda a los ciudadanos, los deja al descubierto e indefensos ante la injusticia de la sociedad".

Por otra parte, en una entrevista a la revista Religión Digital, recogida por Europa Press, el padre de la menor aseguró que la fe en Dios ha sido "fundamental" para no derrumbarse ni él ni su familia, así como para luchar por que se haga justicia, y afirmó que no es él quien tiene que perdonar al presunto asesino de la menor, Santiago del Valle, sino que esta tarea "le corresponde a Dios".

Sin embargo, aclaró que "la línea entre la justicia divina y la justicia humana está bien definida, y los tribunales son los que tienen que decidir en esta Tierra". Asimismo, el padre de la menor, sostuvo que es posible seguir adelante, "más allá de cualquier situación, de cualquier dolor" y "con la mirada puesta en el Cielo", donde, aseguró, "también estará Mari Luz", concluyendo que "eso nos ayuda a levantarnos cada día; la veremos en el Cielo, porque sabemos que ella está allí".