Medio Ambiente busca una orientación a los montes que refuerce su papel generador de empleo

Actualizado 14/02/2012 20:08:01 CET
EP/IBERCAJA

MADRID, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno pretente dar a los bosques una nueva orientación con la que se refuerce su papel generador de empleo en el medio rural, que "corre el riesgo de quedar despoblado", generando la mejor economía posible, según ha afirmado la directora general de Desarrollo Rural y Política Forestal del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Begoña Nieto.

Durante la inauguración de la reunión Forest Europe, Nieto ha destacado el apoyo de España al intento de alcanzar un acuerdo "legalmente vinculante" en materia de gestión forestal sostenible, a escala europea y mundial. A su juicio, el mundo rural incluye también el desarrollo forestal, de una forma armonizada e integral con este, por lo que ha insistido en que la orientación política del nuevo Gobierno es "unir los servicios forestales y los de desarrollo rural en la misma dirección general".

En este contexto, se ha lanzado la co-presidencia española de la Conferencia Ministerial sobre Protección de Bosques en Europa (Forest Europe), en el que la directora general ha subrayado el "compromiso y apoyo" de España al proceso ministerial paneuropeo de protección de los bosques, iniciado hace más de 20 años.

FOREST EUROPE

Forest Europe es un foro de colaboración entre política y ciencia que emite recomendaciones en favor de la protección ambiental, mediante la gestión sostenible de los bosques en Europa y que contribuye a mitigar el cambio climático, al tiempo que ayuda a la conservación de la biodiversidad, contribuyendo a generar empleo e impulsando el desarrollo rural.

Al encuentro asisten más de 100 representantes de los miembros signatarios del proceso (46 países europeos y la Comunidad Europea), observadores de países no europeos, ONGs medioambientales y sociales, federaciones de propietarios, sindicatos de trabajadores forestales, la industria forestal y la comunidad científica.

Durante estos dos días, los expertos discutirán el programa de trabajo que debe poner en marcha las decisiones aprobadas en la conferencia ministerial de Oslo, celebrada entre los días 14 y 16 de junio de 2011.

En dicha conferencia, los representantes de gobiernos europeos encargados de la gestión y desarrollo de la política forestal emprendieron dos importantes acciones.

Por un lado, se adoptaron los objetivos 'Bosques Europeos 2020' y, por otro, los ministros europeos tomaron la decisión de poner en marcha unas negociaciones para lograr un acuerdo legalmente vinculante para proteger los bosques de la región. Europa alberga el 25 por ciento de los bosques del mundo. En los últimos 20 años, los bosques se han expandido en todas las regiones de Europa y han ganado hasta 0,8 millones de hectáreas al año. De modo que la masa forestal europea ha aumentado en 8,6 billones de metros cúbicos, cifra que continúa en ascenso.

Entre 2005 y 2010, alrededor de 870 millones de toneladas de CO2 se han eliminado anualmente de la atmósfera gracias a la fotosíntesis y al crecimiento de la biomasa de los árboles en los países europeos. Esto corresponde aproximadamente a un diez por ciento de las emisiones de gas de efecto invernadero en 2008 en estos países.