Actualizado 04/12/2015 13:26 CET

Noviembre de 2015: seco y muy cálido, el cuarto más cálido del siglo y 40% menos lluvioso

Frío. Campo Grande de Valladolid
EUROPA PRESS

   MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El mes de noviembre ha sido "seco" y "muy cálido", el cuarto más cálido de este siglo por detrás de los de 2006, 2009 y 2014, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que señala que las precipitaciones quedaron este mes casi un 40 por ciento por debajo de lo normal.

   La portavoz de la AEMET, Ana Casals, ha explicado que esta treintena ha sido muy cálida, con una temperatura media sobre España de 11,4 grados centígrados, un dato que es 1,5 grados centígrados superior al valor medio normal respecto al periodo de referencia (1991-2010).

   "Este ha sido el séptimo mes de noviembre más cálido desde 1961 y el cuarto más cálido en lo que llevamos de siglo XXI, por detrás de los de los años 2006, 2009 y 2014", ha subrayado Casals.

   En concreto, ha indicado a Europa Press que noviembre ha sido "cálido" en áreas del tercio sur y del suroeste de Castilla y León y que resultó "muy cálido en general" en el resto de la Península, incluidos puntos del centro peninsular, de Pirineos, de la cordillera Cantábrica y del norte de Galicia.

   De hecho, ha agregado que en el norte de Galicia llegó a ser "extremadamente cálido", ya que tuvo anomalías térmicas positivas superiores a 2 grados centígrados y, puntualmente, por encima de 3 grados centígrados en zonas del sistema Central, cordillera Cantábrica y Pirineos.

   Casals ha dicho que únicamente en Baleares, sureste peninsular y centro y suroeste de Castilla y León, las anomalías térmicas no alcanzaron el valor de 1 grado centígrado positivo.

   En Canarias, el mes de noviembre resultó "muy cálido" mientras que en Baleares tuvo un carácter desigual, con carácter frío en la isla de Ibiza y normal a cálido en el resto del archipiélago.

   Además, la portavoz ha agregado que la oscilación térmica diurna fue "muy superior" a la habitual de noviembre por la abundancia de días poco nubosos, por lo que la media de las temperaturas máximas diarias superó en 2,1 grados centígrados el valor normal mientras que la media de las mínimas superó en 0,8 º C dicho valor.

   Por semanas, Casals ha dicho que las dos primeras tuvieron temperaturas "muy superiores" a los valores normales, sobre todo en sus valores diurnos, que se mantuvieron, en gran parte de España, entre 2 ºC y 3 ºC por encima de la media de este período.

   En la tercera semana hubo un "acusado" descenso de las temperaturas y después una recuperación gradual de las máximas, aunque las mínimas se mantuvieron bajas, de modo que en esa semana "se aproximaron a los valores normales".

   Las máximas más altas se registraron los días 6 y 8, cuando se llegaron a alcanzar en zonas del litoral norte peninsular temperaturas máximas del orden de los 30 grados centígrados. Casals ha añadido que en muchos observatorios del norte y del Sistema Central se produjeron récords para el mes de noviembre.

   Así, ha apuntado que las máximas observadas en las estaciones principales correspondieron al aeropuerto de Tenerife-sur, con 31 grados centígrados el día 15 y el día 8 en el de Santander se alcanzaron 30 grados centígrados.

   Por el contrario, las más bajas del mes se dieron la tercera semana cuando hubo -7,8 grados centígrados el día 23 en el Puerto de Navacerrada (Madrid) y -7,3 grados centígrados en Molina de Aragón (Guadalajara) el día 29. En las capitales de provincia, las más bajas fueron Salamanca, con -7 grados centígrados el día 30 y Gerona, con -5,4 grados centígrados el 24 de noviembre.

   UN MES SECO

    En cuanto a las precipitaciones, el mes de noviembre ha sido "seco", ya que ha llovido un valor medio de 49 litros por metro cuadrado, lo que representa un 40 por ciento menos del valor medio normal, que son 79 litros por metro cuadrado según el periodo de referencia.

   Por ámbito geográfico, según la portavoz, esta treintena ha sido "más húmeda de lo normal" en la mitad oriental de la vertiente cantábrica y en algunas zonas dentro del tercio oriental de la España peninsular.

   De hecho, ha llovido el doble de lo normal en una zona que abarca el interior de la provincia de Castellón y el este de la de Teruel, así como en pequeñas áreas de las provincias de Zaragoza y Lérida.

   Por el contrario, en el resto de España, noviembre ha sido de seco a muy seco, especialmente en Canarias, Baleares, en el tercio occidental peninsular y nordeste de Cataluña, donde las precipitaciones no alcanzaron en general el 50 por ciento del valor normal. De hecho, llovió un 75 por ciento menos de lo normal en Canarias, sur de Extremadura y en algunas pequeñas zonas del sur de Galicia y el nordeste de Cataluña.

   Por decenas, Casals ha señalado que en la primera fue cuando se produjeron "buena parte" de las lluvias del mes por el temporal de lluvias que afectó a gran parte de España. Estas precipitaciones fueron "más importantes" en el Sistema Central, en el tercio oriental y en el sur de Andalucía.

   En concreto, ha destacado que se acumularon más de 100 litros por metro cuadrado en algunos puntos del oeste del Sistema Central, así como en el interior de Castellón y este de la provincia de Teruel y en puntos más dispersos del norte de Cataluña y zonas montañosas del sur de Andalucía.

   Sin embargo, en la segunda decena hubo una ausencia "casi total" de la lluvia, excepto en las regiones cantábricas donde se superaron los 10 litros por metro cuadrado e incluso fueron superiores a 30 litros por metro cuadrado en zonas de Cantabria, este de Asturias y norte del País Vasco.

   La tercera semana fue de "precipitaciones copiosas" en el norte, donde se superaron más de 100 litros por metro cuadrado en "gran parte" de Cantabria y del País Vasco, así como en el noroeste de Navarra, sureste de Asturias y en algunos puntos del Pirineo aragonés y del Pirineo catalán. En el resto de España predominó claramente el tiempo seco.

   Respecto a las precipitaciones intensas, en este mes "solo" hubo dos episodios, uno que afectó a gran parte de España, sobre todo al Mediterráneo, sur de Andalucía y zonas occidental y central del Sistema Central, entre los días 1 y 3 y, posteriormente, los días 20 a 24 de noviembre cuando la situación de vientos del norte dio lugar a precipitaciones persistentes en las regiones cantábricas y en Pirineos, de nieve en zonas altas.

   Finalmente, ha apuntado que las mayores lluvias en un día en el mes de noviembre en la red de observatorios principales se produjeron el día 2 en Lérida, con 70 litros por metro cuadrado, y en el Puerto de Navacerrada con 67,6 litros por metro cuadrado.