Publicado 13/04/2016 13:17CET

El Papa admite que la Iglesia no es una comunidad de "perfectos"

ROMA, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Papa Francisco ha admitido este miércoles durante su audiencia semanal en la Plaza de San Pedro que la Iglesia no es una comunidad de "perfectos" y que "no hay santo sin pasado ni pecador sin futuro".

En este sentido, ha explicado que Jesús no mira el pasado de los pecadores ni la condición social ni las convenciones exteriores. "Una vez escuché un dicho hermoso: 'no hay santo sin pasado y no hay pecador sin futuro'. Es bello esto. Esto es lo que hace Jesús", ha subrayado.

Además, ha indicado que la Iglesia "no es una comunidad de perfectos" sino de "discípulos en camino, que siguen al Señor porque se reconocen pecadores y necesitados de su perdón". Y para ser perdonado, según ha añadido, basta con responder a la invitación "con corazón humilde y sincero".

Así, el Papa ha insistido en que Dios "no conoce enfermedad que no pueda ser curada" y ha precisado que las medicinas que utiliza son el Evangelio y la Eucaristía. "Su Palabra nos penetra y, como un bisturí, actúa profundamente para liberarnos del mal que se anida en nuestra vida. La Eucaristía, por su parte, nos nutre de la vida misma de Jesús", ha señalado.

Sin embargo, ha advertido de la soberbia y el orgullo que "no permiten reconocerse necesitados de salvación, más bien, impiden ver el rostro misericordioso de Dios y de actuar con misericordia". "Son un muro", ha enfatizado.

Para leer más