El Papa pide a los cristianos que no se dejen amedrentar ante quien "manda callar", "calumnia" o "atenta" contra su vida

Publicado 28/08/2019 12:43:53CET

ROMA, 28 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha pedido a los cristianos que no se dejen amedrentar ante quien "manda callar" o "calumnia" o "atenta" contra su vida, durante la última audiencia general de este mes de agosto en la que ha estado presente el lehendakari, Íñigo Urkullu, a quien el Pontífice ha saludado.

"Pidamos al Espíritu Santo no asustarnos frente a quien nos manda que nos callemos, nos calumnia e incluso atenta contra nuestra vida", ha dicho el pontífice.

Está previsto que el presidente vasco se reúna con el Secretario de Estado de la Santa Sede, Pietro Parolin, para exponerle la propuesta 'Share' (compartir), una iniciativa suscrita por diversos gobiernos regionales europeos para actuar de forma corresponsable con los refugiados y migrantes en situación de mayor vulnerabilidad.

Francisco ha dedicado parte de su catequesis semanal a la predilección de la Iglesia por los enfermos. Así, ha manifestado que son "privilegiados para la Iglesia" y ha invitado al clero y a los laicos a no "descartarlos" nunca, "sino a cuidarlos". "En las llagas de los enfermos, en las enfermedades que son impedimentos para seguir adelante en la vida, siempre está la presencia de Jesús", ha asegurado.

El Papa ha dejado claro que los enfermos son "objeto de la preocupación cristiana" al hacerse eco del pasaje del capítulo quinto de los Hechos de los Apóstoles en el que la Iglesia aparece diseñada como un "hospital de campo que acoge a las personas más débiles, es decir, a los enfermos".

De este modo ha destacado la figura del apóstol Pedro, cuya actitud ha definido como una "caricia sanadora, efusión de la ternura del Resucitado que se inclina sobre los enfermos y restituye dignidad, vida y salvación".
"Dios manifiesta su cercanía y hace que las llagas de sus hijos se conviertan en lugar teológico de la ternura divina", ha enfatizado.