¿Qué se sabe hasta ahora sobre el crimen de Laura Luelmo?

La Guardia Civil se traslada a la calle donde vivía Laura Luelmo en El Campillo
Europa Press - Europa Press
Actualizado 18/12/2018 21:24:49 CET

MADRID, 18 Dic. (EDIZIONES) -

El cuerpo de Laura Luelmo fue encontrado el 17 de diciembre en una zona cercana a El Campillo (Huelva). Llevaba desaparecida cinco días y su rastro se perdía a once kilómetros de la localidad.

El hermano de uno de sus vecinos ha sido detenido este martes como principal sospechoso del crimen. Esto es todo lo que se sabe del caso hasta el momento.

¿QUIÉN ES LAURA LUELMO?

Laura Luelmo era una joven zamorana de 26 años. Estudió Bellas Artes en Salamanca y había llegado a El Campillo para cubrir una sustitución como profesora de plástica en el colegio IES Vázquez Díaz, en la cercana ciudad de Nerva.

Se alojaba en una vivienda que le había alquilado una de sus compañeras del claustro. Según el director del centro, Laura se encontraba "contenta" y "muy integrada".

       

Desapareció el pasado 12 de diciembre cuando salió a correr. Tras cinco días en los que la Guardia Civil y varios vecinos han llevado a cabo operaciones de búsqueda, el cuerpo de Laura ha sido encontrado este lunes.

El cadáver estaba situado a unos cinco kilómetros de su vivienda y a unos 200 metros de donde un voluntario se topó con ropa de la víctima en una de las batidas. El cuerpo estaba boca abajo, en una zona de matorrales y presentaba señales de aparente violencia, como un fuerte golpe en la cabeza.

La autopsia apunta a que la causa de la muerte de Laura fue un traumatismo craneoencefálico provocado por un fuerte golpe entre el 14 o el 15 de diciembre. La titular del Juzgado de Instrucción 1 de Valverde del Camino (Huelva), encargada de la investigación del caso, ha decretado el secreto de sumario.

¿QUÉ SE SABE SOBRE LA INVESTIGACIÓN?

La Guardia Civil ha registrado este martes durante varias horas la calle Córdoba de El Campillo, en donde residía la joven, y han procedido a la detención del hermano de uno de sus vecinos como principal sospechoso.

          A. Pérez / Europa Press

Se llama Bernardo Montoya y es familiar de Luciano, que vivía justo en frente de Laura. Los dos tienen antecedentes penales e historial de violencia contra las mujeres. Se descartó a Luciano como sospechoso del crimen porque en el momento de la desaparición de Laura se encontraba interno en la prisión de Ocaña (Toledo), en donde se le ha concedido un permiso este lunes.

Bernardo cumplió condena por asesinar a una anciana en Cartagena (Murcia) en 1995 y después por dos robos con violencia. Su arresto se ha precipitado por un movimiento sospechoso durante los registros, según han informado fuentes policiales a Europa Press.

Al margen de investigar el entorno de la joven, la Guardia Civil tiene como prioridad localizar su móvil. Un repetidor recogió por última vez una señal del teléfono a las 20.00 del 12 de diciembre, cuatro horas después de que Laura saliese a hacer deporte.

Sin embargo, lo hizo a nueve kilómetros de El Campillo, en dirección contraria a donde se ha encontrado el cadáver. Los agentes quieren cruzar la señal del aparato con la de otros móviles que fueron captados por la misma antena.

En la investigación participa la Guardia Civil, especialistas de la UCO, un helicóptero del Equipo Central de Inspecciones Oculares (ECIO) y un laboratorio móvil, pertenecientes estos últimos al Departamento de Identificación del Servicio de Criminalística.

          A. Díaz

El Ayuntamiento de El Campillo ha decretado tres días de luto. Se han llevado a cabo concentraciones tanto en el colegio en el que impartía clases la joven como en su Zamora natal y en el Congreso de los Diputados se ha guardado un minuto de silencio este martes. Además, se han organizado varias quedadas de corredoras en recuerdo de la joven.