Actualizado 18/06/2014 12:45 CET

Seguí: "No es cierto que el mayor desarrollo económico lleve asociado una mayor inseguridad vial"

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La directora general de Tráfico, María Seguí, ha señalado que con el actual repunte de la actividad económica se está "asumiendo que habrá mayor movilidad y, por tanto, mayor siniestralidad". "Me niego a que esta hipótesis se haga realidad. No es cierto que el mayor desarrollo económico lleve asociado una mayor inseguridad vial", ha declarado,

   Durante su intervención en un desayuno informativo, Seguí ha destacado, entre los principales retos de la DGT, su intención de que en España haya un adecuado sistema de información 'Personas-Km', que determine cuántos kilómetros se desplaza cada persona cada día. Además, ha indicado que estos datos también son necesarios de cara a calcular cuánta congestión hay en las carreteras españolas y cómo utilizar la tecnología existente para evitarla, así como la seguridad general de las vías.

   "Una vía es segura cuando se puede demostrar que la frecuencia de siniestros esta por debajo de un límite que, socialmente, consideremos aceptable", ha explicado Seguí, al tiempo que ha apuntado que "el análisis señala que, en estos momentos, las autovías tiene índices de siniestralidad mejores que las autopistas y que es en las vías convencionales dónde está tres veces por encima de la media nacional".

   Otro de los retos de la DGT es renovar, "o incluso reducir", el parque automovilístico. Un parque formado por 33 millones de vehículos que, según ha indicado, tiene una "edad media de 10 años y medio". En este sentido, ha destacado que, en los últimos 3 años, "la edad media de los coches ha crecido, paradójicamente, 3 años y medio", mientras que la edad media de los vehículos implicados en un accidente mortal en los últimos meses, "es de 12 años".

   "Tenemos que meditar sobre qué coche conducimos y, según qué coche tengamos, pensar si debemos o no viajar en él", ha indicado la directora general de Tráfico, quien ha indicado que este mensaje debe tenerse muy en cuenta ahora mismo "cuando se está planeando para los próximos meses numerosos viajes recreativos", con motivo del periodo estival. Al respecto, Seguí ha señalado que "si no es posible cambiar de coche, el usuario debe saber que tiene otras alternativas de viaje".

   Del mismo modo, se ha referido a la necesidad de que haya un interlocutor único en relación al estado de las carreteras. Según ha explicado, su departamento trata habitualmente con el Ministerio de Fomento, responsable de 23.000 kilómetros de los más de 360.000 que suma la red española, mientras que el resto depende de unos 8.000 propietarios diferentes.

   Por otra parte, se ha referido a la próxima aprobación del reglamento de circulación que, según ha indicado, intentará pacificar la conducción de los diferentes actores de las carreteras, sobre todo en las vías urbanas e interurbanas.

NO SE PLANTEA REDUCIR LA TASA DE ALCOHOL

   Durante su intervención, también se ha reiterado en que el objetivo de su departamento de reducir el número de conductores que circulan bajo los efectos del alcohol y drogas. Preguntada por la posibilidad de reducir a cero la tasa legal permitida de consumo, Seguí ha explicado que "con las tasas legales actuales hay todavía un 3,3 por ciento de positivo, así que ha propuesto que primero se consiga llegar al 0 por ciento con la tasa actual "y luego ya se reduce".

   Seguí también se ha referido a las distracciones al volante. Al respecto, ha señalado que ésta puede venir "por 200 elementos", por lo que la DGT "no puede y no debe regular todos ellos" porque "seria impracticable hacer seguimiento policial".

   A su juicio, la posibilidad de una reducción de distracciones pasa por "educar a la población". "Creo que por cotidiano hemos abaratado el coste que implica conducir y el poder estar en un accidente", ha concluido.