Actualizado 05/02/2007 15:11 CET

Delegado Gobierno en CV cree que la 'Operación Saturno' ha sido un golpe a las tramar de pornografía infantil

VALENCIA, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Antonio Bernabé, aseguró hoy que la detención ayer de dos hombres en Barcelona y Valencia acusados de abusos sexuales y distribución de pornografía infantil en la denominada 'Operación Saturno' "demuestra el trabajo y la eficacia de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado" y calificó la operación como un "golpe" a este tipo de actuaciones ilícitas.

Bernabé alabó la actuación policial --que permitió la detención en Valencia de un estudiante de Magisterio que, además, trabajaba como canguro y en fiestas infantiles-- y subrayó que "demuestra la labor que están desarrollando los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado contra todo tipo de delincuencia".

Al respecto, aseveró que "a veces nos centramos mucho en cuestiones que están directamente vinculadas a la seguridad ciudadana pero también es seguridad velar la integridad y por todos los derechos de los menores", destacó.

Asimismo, recalcó la necesidad de "trabajar para combatir y erradicar este tipo de prácticas" y, para ello, "la labor policial es muy importante". Recordó que "ya ha habido otras operaciones que han perseguido estas tramas y han hecho que desaparezcan algunas de ellas".

En concreto, Bernabé, que hizo estas declaraciones tras la inauguración del Archivo del Reino de Valencia, aseguró que la 'Operación Saturno' es "una más de ellas que, sin duda, ha supuesto un golpe a este tipo de actuaciones y un éxito de la acción policial".

La Policía Nacional detuvo ayer a dos hombres, de 21 y 29 años, acusados de abusos sexuales a menores, así como de tenencia y distribución de pornografía infantil. Los detenidos grababan en vídeo los abusos a los que sometían a los niños que cuidaba como canguros, o a los que conocían en los campamentos en los que trabajaban como monitores.

La operación permitió identificar a J.G.C, de 29 años y residente en Valencia, que trabajaba como profesor de menores realizando las prácticas de tercer curso de magisterio. El detenido, que también organizaba campamentos infantiles -en los que trabajaba como monitor-, era titular de tres dominios de Internet relacionados con actividades infantiles.