Actualizado 07/01/2009 14:29 CET

Detenido el hombre que provocó el incendio de la casa en la que se encontraba con su madre, en Villaverde (Madrid)

MADRID, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 34 años acusado de provocar el incendio de la vivienda en la que se encontraba con su madre, de 66 años, informó hoy a Europa Press un portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

La centralita del 091 recibió una llamada a las 11.20 horas de una persona que alertaba que un hijo iba a matar a su madre y pocos minutos otra llamada señalando que el piso del que provenían las amenazas estaba ardiendo, situado en el número 31 de la Avenida de Espinela, en el distrito de Villaverde.

Al lugar llegaron varios vehículos zetas de la Policía, cuyos agentes tuvieron que sacar a la fuerza al detenido, que no quería salir del domicilio incendiado. El hombre, que resultó intoxicado por inhalación de humos, fue trasladado a la Unidad de Quemados del Hospital 12 de Octubre en estado moderado. Fue conducido al centro bajo custodia policial, acusado de ser el autor del incendio.

Al lugar llegaron inmediatamente varias dotaciones de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, que comprobaron que las llamas habían arrasado ya el 70 por ciento de la vivienda, de unos 80 metros cuadrados, y el humo se había propagado por el resto, indicó a Europa Press un portavoz de Emergencias Madrid.

Los sanitarios del Samur-Protección Civil también atendieron a la madre del herido, una mujer de 66 años, que sufría una fuerte crisis de ansiedad, y que fue dada de alta en el lugar minutos después.

Los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid controlaron el incendio rápidamente, a pesar de ser bastante aparatoso y de contender una carga de fuego y de calorías abundante. No obstante, los profesionales permanecen esta mediodía en el lugar para sanear el techo y evitar que caiga sobre el edificio, que sólo tiene dos plantas.

El primer piso es el incendiado y el segundo lo ocupan una farmacia y una frutería, que tuvieron que ser desalojadas por precaución. Aunque no se han visto afectadas por el humo, los responsables de las tiendas no podrán volver hasta que los Bomberos no arreglen el techo.