Publicado 05/08/2022 13:47

Detenido en Mataró un yihadista procedente de Siria con formación militar de combate

Archivo - Detención de un yihadistas en Mataró (Barcelona) con formación militar y experiencia en combate que regresaba de Siria.
Archivo - Detención de un yihadistas en Mataró (Barcelona) con formación militar y experiencia en combate que regresaba de Siria. - POLICÍA NACIONAL - Archivo

En la misma operación policial se ha detenido a otro activista en Austria que también tiene vícnulos familiares con España

MADRID, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Mataró (Barcelona) a un yihadista de origen marroquí procedente de Siria con formación militar y experiencia en combate. En la misma operación internacional se ha arrestado en Austria a otro activista FTFs (Combatiente Terrorista Extranjero), también de origen marroquí.

Según ha informado el Ministerio del Interior en un comunicado recogido por Europa Press, los dos presuntos terroristas entraron en Europa por la denominada ruta de los Balcanes, que les hizo recorrer Turquía, Bulgaria, Serbia, Hungría y Austria. Finalmente, han sido arrestados por su presunta pertenencia a organización terrorista.

Tal y como ha subrayado Policía Nacional, es la primera vez que se detiene a dos yihadistas FTF con vinculaciones con España. Uno de ellos había residido en nuestro país antes de desplazarse a Siria en 2014, mientras que el otro, que partió al año siguiente desde Marruecos, tiene a gran parte de su familia en España desde hace siete años, aunque él nunca ha llegado a residir.

A DISPOSICIÓN DE LA AUDIENCIA NACIONAL

La detención en Austria es fruto de una Orden de Detención Europea (OEDE) emitida por la Audiencia Nacional en el marco de una investigación de la Comisaría General de Información. Según la Policía, el segundo ha sido detenido en Mataró (Barcelona) donde había llegado hace escasos días desde el país centroeuropeo y ya ha ingresado en prisión este viernes tras pasar por la Audiencia Nacional para ser puesto a disposición judicial.

La investigación comenzó a principios de año cuando la Comisaría General de Información obtuvo información de que dos FTFs planeaban entrar en Europa. Tras ello, comenzaron las gestiones bajo la dirección del Juzgado Central de Instrucción número Seis y de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Una vez en Siria, los investigados se insertaron en los grupos afines de Al Qaeda y recibieron entrenamiento militar para adquirir experiencia en combate. Posteriormente, después de la pérdida de territorios en la zona sirio-irakí por los grupos terroristas, ambos consiguieron desplazarse a Turquía donde han estado viviendo en los últimos meses a la espera de poder cruzar clandestinamente a Europa.

Esta operación ha sido desarrollada por la Comisaría General de Información y las Brigadas Provinciales de Información de Barcelona y Valencia en coordinación con el Centro Nacional de Inteligencia.

Además, ha contado con la estrecha colaboración del FBI, DGST marroquí, DSN austriaca, autoridades policiales alemanas y EUROPOL además de la asistencia de las Oficinas Centrales Nacionales españolas de INTERPOL y SIRENE.

LUCHA COORDINADA CONTRA LOS FTFS RETORNADOS

Esta operación se enmarca dentro del esfuerzo coordinado de la Comisaría General de Información y del Centro Nacional de Inteligencia, en colaboración con otros Servicios internacionales, en la localización y neutralización del grave riesgo que supone la entrada de FTFs en Europa.

En el marco de ese proyecto de seguridad común, la Policía Nacional ha llevado a cabo diversas operaciones en los últimos años. En concreto, en diciembre del año 2018 se detuvo en la provincia de Barcelona a un FTF sin ningún vínculo previo con nuestro país que, igualmente, había atravesado Europa a través de la ruta de los Balcanes.

En el mes de abril de 2020 fue detenido en Almería un yihadista británico que había adquirido notoriedad durante su periplo cuando, tras unirse al DAESH, se había fotografiado con una cabeza decapitada.

Finalmente, y ya en el año 2021, se llevaron a cabo una investigación en Barcelona, en dos fases distintas, que permitió el arresto de dos ciudadanos argelinos que se habían convertido en miembros del DAESH tras llegar a zona en conflicto.

Contador