Actualizado 19/04/2007 12:45 CET

Ocho detenidos en Sevilla tras robarse entre ellos e iniciar una persecución que terminó con un secuestrado

SEVILLA, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido a ocho personas, cuatro de las cuales se encuentran en prisión por la gravedad de los hechos, por su implicación en varios robos con fuerza y detención ilegal, tras protagonizar una persecución entre ellos en coche desde la localidad sevillana de Dos Hermanas hasta el puente del Quinto Centenario de Sevilla.

Según informó la Policía Nacional en un comunicado remitido a Europa Press, los hechos se iniciaron cuando un grupo de cuatro jóvenes, entre ellos un menor de edad, vecinos de Coria del Río (Sevilla) se desplazaron a la barriada nazarena de Las Portadas con la supuesta intención de sustraer aves en una nave dedicada a la crianza de gallos.

Cuando los detenidos estaban llevando a cabo el robo fueron sorprendidos por un cuatro propietarios de varias naves en dicha barriada, que ante la oleada de robos en la zona estaban vigilando, originándose una reyerta entre ellos, que provocó la huída del grupo de Coria.

De esta manera se inició una persecución de los propietarios tras el vehículo en el que iban los atracadores, que finalizó en el Puente del Quinto Centenario, después de recibir un impacto de bala en la rueda del coche. En ese momento, los supuestos ladrones huyeron a pie, salvo el menor que fue retenido y metido a la fuerza en el vehículo de los propietarios.

Uno de los jóvenes de Coria alertó de todo esto a la Policía , que estableció un dispositivo para localizar al menor. Los agentes localizaron a los tres atracadores en el citado puente intentando cambiar la rueda del vehículo. Mientras, en Dos Hermanas se estableció un dispositivo de búsqueda del menor que localizó a los dos vehículos .

Al observar la presencia policial, los conductores iniciaron la huida, siendo interceptados por la Policía. Una vez que son detenidos comprobaron que el menor no estaba en ninguno de los turismos, sino en el interior de una de las naves, con síntomas de violencia física.

Así, la Policía detuvo a todos los implicados en los hechos por un delito de robo con fuerza, a los atracadores, y por un delito detención ilegal y lesiones, a los propietarios de las naves. Los propietarios son José M.E., de 33 años; J.S., de 30 años; F.S., de 19 años: y A.R.C., de 33 años, todos ellos con antecedentes. Los atracadores son José. J.J.G., de 20 años; Ismael G.C., también de 20 años; Antonio A.C., de 20 años y el único que tiene antecedentes; y G.C., menor de edad.

Tras pasar a disposición judicial, el juez decretó el ingreso en prisión de cuatro de los propietarios de las naves, por la gravedad de los hechos.