Actualizado 01/06/2009 20:05 CET

El FBI se queda sin e-mail por un virus

Reuters

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

La presencia de virus es tal que ni las oficinas más sofisticadas y con los mejores sistemas de seguridad consiguen ser completamente invulnerables a los ataques. Prueba de ello es que el FBI se vio obligado a bloquear su conexión a Internet e inhabilitar el 'webmail' tras un ataque.

El periodo de corte duró dos días, según ha informado el FBI el pasado fin de semana. Fue el tiempo que tardaron en limpiar por completo sus sistemas y restablecer la más absoluta de las seguridades.

"La red externa fue suspendida por el FBI como una medida de precaución", dijo la agencia en un comunicado, con el objetivo de revisar todos los archivos adjuntos que se habían recibido por correo. "Pasadas 48 horas desde que se identificó el problema y se mitigaron los riesgos, el tráfico de e-mail fue restablecido a la red externa".

En todo caso, la oficina de investigación federal estadounidense no quedó desconectada completamente de la red, sino a esa "red externa" que era usada por muchos empleados para enviar correos electrónicos a través de servicios a través de la Red, como Hotmail, Gmail o Yahoo!.

"Podemos escribir de forma electrónica a cualquiera y tenemos acceso a Internet. También tenemos un sistema de e-mail seguro que puede conectar con 400 oficinas a lo largo del países y otras 60 en exterior", dijo el portavoz del FBI Paul Bresson.

A pesar de que la agencia no ha revelado a qué se debieron exactamente las fuertes medidas de seguridad que se prolongaron durante 48 horas, desde webs especializadas como PC World apuntan a que se trató de un ataque mediante código malicioso adjunto a algún correo electrónico.

Ficod 2008