Meliá eleva un 8,8% el dividendo de 2018 al que destinará 42 millones

Actualizado 18/06/2019 16:31:05 CET
Meliá y NH, entre las empresas más atractivas para universitarios españoles de carreras vinculadas a negocios
MELIÁ - Archivo

Destinará más de 42 millones a la retribución de sus accionistas

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

Meliá Hotels International abonará un dividendo bruto de 0,1830 euros por acción con cargo al ejercicio de 2018, que hará efectivo el próximo 9 de julio, lo que supone elevar un 8,8% la retribución al accionista con respecto al año anterior, y al que destinará más de 42 millones de euros.

El pago del dividendo se efectuará actuando como entidad agente de pagos la que designe el consejo de administración entre las entidades participantes en Iberclear, tras su aprobación en la junta de accionistas, celebrada hoy en Palma de Mallorca, con el 76,8% del capital social representado.

Meliá obtuvo un beneficio neto atribuido de 140,1 millones de euros en 2018, un aumento del 13% con respecto al ejercicio anterior. El volumen de negocio fue de 1.831,3 millones de euros, un 1,5% menos respecto a 2017 por la menor ocupación en América, imputable al cierre por reforma de dos hoteles y a problemas puntuales en algunos destinos de México. En España logró un aumento del 10,4% del RevPar.

Durante la junta se aprobaron las cuentas de 2018 y se fijó en once el número de miembros del consejo de administración, siguiendo el orden del día previsto en la convocatoria. También se dio luz verde a la modificación de la política de retribución de los consejeros para los ejercicios de 2019, 2020 y 2021 y al informe anual correspondiente a 2018, que fijó el máximo de su retribución en 1,2 millones de euros.

Asimismo, se ha reelegido a Gabriel Escarrer Juliá como consejero externo dominical por el plazo estatutario de cuatro años y se ha nombrado a Hoteles Mallorquines Asociados como consejero por el mismo plazo estatutario e igual condición, con Alfredo Pastor Bodmer como su representante en el consejo de administración. Además, se ha nombrado como consejera externa independiente a Cristina Henríquez de Luna Basagoti.

PREVISIONES PARA 2019: CRECIMIENTO MÁS MODERADO.

El vicepresidente ejecutivo y consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer, realizó un repaso del cumplimiento del Plan Estratégico 2016-2018 en el que ha destacó su alto compromiso medioambiental, así como la gran transformación digital de la cadena el que se ha invertido 130 millones de euros en los últimos años, con más de 9.500 nuevas habitaciones.

Asimismo destacó la gran creación de valor para los accionistas gracias a la "saludable situación financiera" de la empresa derivada de la fortaleza de su modelo de negocio, basado sobre todo en la gestión. La intención de Meliá es seguir avanzando a medio y largo plazo en este modelo, hasta que suponga el 50% de su cartera, para "seguir creciendo y ser menos volátil ante cualquier tipo cambio económico o financiero que pueda surgir".

Para este ejercicio, espera un contexto económico de crecimiento más moderado que la economía global estimada en el 3,1%. Una ralentización que ya se viene observando en la economía de Estados Unidos, Europa y Asia.

Sobre los retos, el CEO de Meliá recordó que el sector se mueve en un entorno cada vez más "volátil, incierto y complejo". Entre ellos destacó la devaluación del euro frente al dólar, la problemática de Cuba, el 'Brexit' en el Reino Unido y la inflexión del turismo vacacional en España.

"En España el sector afrontará un nuevo ciclo de crecimiento moderado que Exceltur estima en el 1,6%, frente al 2% registrado en 2018 y que debemos interpretar como una fase de normalidad de crecimiento tras la inflación artificial de demanda experimentada en los últimos cuatro años derivada de la inestabilidad al norte de África", ha dicho Escarrer.

El directivo se comprometió a mantener la fortaleza de su balance y su cuenta de resultados (tras tres años con el ratio Deuda neta/Ebitda por debajo de 2X) y confía en que la misma se trasladará a la acción "afectada por la extrema volatilidad y nivel de incertidumbre del mercado".  En cuanto al 'Brexit', cuyo efecto la cadena hotelera continúa monitorizando, Escarrer ha considerado que no tendrá un impacto relevante este año.

A nivel global, el Ejecutivo destacó la existencia de algunos focos de incertidumbre y retos tanto en América como en Europa, y confió en las recientes aperturas y mejoras en la gestión, como palanca de los resultados en zonas como Punta Cana, Cuba y México.

LOS RETOS.

Durante su discurso ante los accionistas, el primer ejecutivo de Meliá aseguró que la compañía mantiene los objetivos de potenciar su liderazgo vacacional y bleisure, culminar su transformación digital, y consolidarse como un referente en el empleo del sector, y en su compromiso responsable y sostenible . "Será una transformación cultural, digital y de empresa responsable que nos asegura mantener el liderazgo futuro", ha dicho.

De su lado, el presidente de la compañía, Gabriel Escarrer Juliá, también ha afirmado que 2019 "no será un año fácil en absoluto" pero confío en que la compañía esta preparada para enfrentarse a los retos actuales gracias a su posicionamiento a la vanguardia de la digitalización, por la diversificación de sus marcas y productos y por su continua apuesta por la internacionalización. La compañía concentrará el 80% de su expansión en la próxima década en "los mejores destinos vacacionales del mundo": la cuenca mediterránea, el Caribe y el sudeste asiático.

Para leer más