Actualizado 08/10/2018 16:59 CET

Paradores cumple 90 años

Paradores
PARADORES - Archivo

La cadena hotelera pública cuenta con establecimientos en todas las CC.AA. salvo Baleares

MADRID, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

Paradores celebra este martes, 9 de octubre, su 90 aniversario una fecha en la que se conmemora la apertura del primer establecimiento de la red en 1928, el Parador de Gredos (Ávila), que fue inaugurado por Alfonso XIII que cedió para ello su pabellón de caza. Le siguieron el de Cádiz, el Castillo de Oropesa y Úbeda y así se empezó a dar un servicio al viajero extranjero que empezaba a visitar España y demandaba un alojamiento de calidad.

Desde entonces, la cadena ha crecido de las 30 habitaciones de ese primer parador hasta las más de 6.000 que oferta ahora en sus 96 establecimientos en España repartidos por 16 comunidades autónomas, todas salvo Baleares, y una franquicia en Portugal (desde 2015), aunque desde 1928 se han llegado a abrir más de 130 establecimientos.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, presidirá este martes el acto organizado por el 90 aniversario de Paradores en Chinchón (Madrid), junto a la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver; el presidente de Paradores, Óscar López, y el alcalde de la localidad madrileña, Javier Martínez.

Durante todo este año, Paradores viene celebrando su 90 aniversario con el lanzamiento de un microsite 90aniversario.parador.es a principios de año o la exposición organizada en junio en Madrid, 'Paradores, 90 años muy singulares', con un recorrido por su historia, arquitectura, promoción, gastronomía, arte y paisajes.

Paradores ha lanzado además una campaña por la que regalará una estancia para dos personas con desayuno incluido a todos los bebés que nazcan el 9 de octubre o que sean adoptados legalmente bajo la campaña 'Mamá, te invito a Paradores'. Estos niños obtendrán el regalo una vez que sus padres les inscriban en la web de Paradores aportando el certificado de nacimiento o adopción.

RELANZAR LA MARCA PARADORES.

El Gobierno quiere relanzar la marca Paradores y modernizar su oferta para captar más clientes internacionales y dirigirse a un público más joven, según Maroto. Se pondrá el foco en mejorar la ocupación del 64% de 2017 a niveles más rentables (80%-90%), acelerar obras retrasadas y planificar la inversión necesaria en la red.

Paradores cuenta con un valioso patrimonio histórico-artístico, tal vez el más importante en manos de una cadena hotelera en todo el mundo, con 45 enclaves y edificios considerados Bienes de Interés Cultural. Además, dispone de colección artística con más de 9.000 piezas inventariadas que van desde restos arqueológicos hasta una amplia representación del arte español del siglo XX, pasando por obras clásicas o tapices, así como mobiliario.

Los establecimientos de Paradores tienen una media de 65 habitaciones y suman en total más de 10.000 plazas. Más de 800.000 clientes están asociados a su red de Amigos de Paradores, su programa de fidelización.

Paradores ganó 17,6 millones en 2017, un 0,12% más, con un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 46,1 millones de euros (+5%). El pasado año registró 1,5 millones de clientes (36% de ellos extranjeros) y vendió un total de 2,2 millones de cubiertos.

Para los próximos cuatro años, cuenta con un plan de inversiones de 163 millones de euros tras finalizar el saneamiento de la compañía, que a finales de 2012 se encontraba en situación de quiebra técnica, un plan recogido en los Presupuestos de 2018 sometido a revisión por el actual presidente de Paradores.

SUS ORÍGENES Y EXPANSIÓN.

Los orígenes de Paradores se remontan a 1910, cuando el Gobierno presidido por José Canalejas decidió encargar al marqués de la Vega Inclán el proyecto de una estructura hotelera, en cuyos establecimientos se diera hospedaje a excursionistas y viajeros, al tiempo que se mejorara la imagen internacional de España.

El mayor proceso expansivo se produjo en la década de los 60, coincidiendo con el importante desarrollo turístico, de infraestructuras, carreteras, ferrocarriles, aeropuertos y puertos en España, cuando la red de Paradores duplicó el número de establecimientos pasando de 40 a 83.

En la época de la Transición se cerraron algunos de los establecimientos deficitarios abordando una primera reestructuración y se incluyeron centros hoteleros de la Empresa Nacional de Turismo (Entursa), como el Hostal de los Reyes Católicos (Santiago de Compostela) y el Hostal de San Marcos (León).

En 1991 Paradores se convirtió en una sociedad anónima de titularidad pública con la Dirección General de Patrimonio del Estado como único accionista. Posee establecimientos en nueve ciudades declaradas Patrimonio de la Humanidad y en entornos monumentales, parques nacionales y áreas naturales destacadas. En 2012 la cadena pactó un ERE con CC.OO. y UGT que contempló 350 despidos.

Los establecimientos se agrupan bajo tres denominaciones: Esentia (castillos, palacios, conventos y antiguos monasterios), Naturia (con vistas al mar o enclavados en espacios naturales con miradores privilegiados) y Civia (edificios de lujo en entornos urbanos); al igual que su oferta gastronómica Especia (versión clásica), Tamizia,
(espacios multifuncionales con nuevas tendencias gastronómicas) y Marmitia (variedad de platos para que los clientes puedan elaborar su propio menú).