Facua critica que el Gobierno no tome medidas para impedir que Ryanair cobre por el equipaje de mano

Equipaje de mano a bordo de un avión de Ryanair
RYANAIR - Archivo
Publicado 02/11/2018 14:57:09CET

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

Facua-Consumidores en Acción ha criticado que el Gobierno no haya tomado medidas para evitar que Ryanair empiece a cobrar por el equipaje de mano, en el marco de la nueva política de la aerolínea, que entró en vigor este jueves, 1 de noviembre.

En un comunicado, señala que esta nueva política va en contra de la propia Ley de Navegación Aérea, que establece que "el transportista estará obligado a transportar de forma gratuita en cabina, como equipaje de mano, los objetos o bultos que el viajero lleve consigo", recogiendo como excepción para denegar su transporte a razones de seguridad, peso o tamaño del objeto.

Facua, por tanto, rechaza que el Gobierno no haya puesto freno a esta medida que "vulneraría la propia legislación española", a la vez que ha criticado que las aerolíneas "sigan aumentando los servicios por los que se cobra al usuario y disminuyendo los incluidos en el billete".

A finales de agosto Facua denunció a Ryanair ante la Agencia Estatal Aérea (AESA) y la Agencia Española de Consumo, Seguridad Aérea y Nutrición (Aecosan) al considerar esta práctica "abusiva", sin haber recibido aún respuesta por parte de ningún organismo.

Desde el pasado 1 de noviembre Ryanair cobra un mínimo de entre seis y ocho euros por llevar una maleta de mano a bordo de hasta diez kilos y solo permite viajar con una "pequeña bolsa personal" que se colocará debajo del asiento delantero.

Por su parte, la aerolínea ha indicado que desde la entrada en vigor de esta nueva medida está concediendo un "periodo de gracia" y ha permitido a algunos pasajeros el acceso a cabina con equipaje de mano que no habían facturado.

La autoridad responsable de la competencia del mercado en Italia anunció el pasado miércoles que no permitirá a Ryanair ni a Wizz Air cobrar este suplemento porque considera que este sobrecoste debería estar incluido en la tarifa estándar y aplicarlo supone "una representación falsa del precio real del billete", al tiempo que se está "engañando al consumidor".

Contador