Publicado 17/11/2015 13:54CET

IAG completa su emisión de bonos convertibles por 1.000 millones

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

IAG, el 'holding' que integra a Iberia, British Airways, Vueling y Aer Lingus, ha completado este martes, tal y como estaba previsto, su emisión por valor de 1.000 millones de euros de bonos senior no garantizados y convertibles en acciones ordinarias del grupo.

El grupo aéreo solicitará la admisión a negociación de dichos bonos en el mercado secundario no regulado de la Bolsa de Frankfurt en el 'Open Market', según ha informado en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Los bonos se han emitido en dos tramos, por un importe nominal de 500 millones de euros y con una prima del 62,5%. El precio de conversión se fijó en 13,8088 euros por título, en el rango más alto de la horquilla estimada inicialmente, entre el 52,5% y el 62,5%.

En el primer tramo, se han emitido bonos con un vencimiento en 2020 y un tipo de interés fijo del 0,25% anual, y en el segundo, con vencimiento en 2022, a un tipo fijo del 0,625% anual, pagadores en ambos casos por semestres vencidos.

IAG precisó que esta emisión está protegida frente al dividendo, en coherencia con su intención de abonar un "dividendo sostenible". De este modo, difiere de la del bono convertible que emitió en 2013, realizada antes de que se formulara su política de dividendos.

Los títulos de IAG repuntan un 2,63% en el Ibex 35 pasada la media sesión y cotizan a 8,39 euros, colándose en el 'top' de las subidas, siendo el séptimo valor al alza, después de que ayer se erigiera como el 'farolillo rojo' de la sesión con un recorte del 2,59%, en el primer día de mercado bursátil tras los atentados en París.

PARA FINES CORPORATIVOS.

Los fondos obtenidos mediante esta operación se destinarán a fines corporativos generales, incluyendo, "sin limitaciones", la amortización del préstamo que su filial AERL Holding suscribió para financiar la compra de Aer Lingus.

IAG podrá amortizar anticipadamente todos los bonos una vez transcurridos tres años en el caso de los que vencen en 2020 y cinco años en el de los bonos 2022 desde su fecha de emisión, por una contraprestación equivalente a su valor nominal más intereses devengados.

La compañía podrá hacer uso de esta opción si el precio medio ponderado por volumen de las acciones hubiera sido como mínimo equivalente al 130% del precio de conversión a lo largo de un periodo determinado o si, en cualquier momento, quedase pendiente de pago únicamente un 15% o menos del tramo de bonos correspondiente.

Para leer más